¿Qué significan los triángulos con números de los recipientes?

Todos los envases de plástico que se producen a diario cuentan con algunos símbolos específicos que tienen diferentes significados. Para diferenciarlos, lo primero a tener en cuenta es que todos los envases de plástico llevan impreso en su parte inferior un triángulo formado por tres flechas.

Este símbolo es conocido como el símbolo internacional del reciclaje, ya que cada flecha refiere a una de sus tres fases principales: reciclar, reducir y reutilizar. Hoy en Unika, gestión de marcas, te explicamos estos diferentes conceptos.

 

El número del 1 al 7 rodeado por el triángulo de flechas (cinta de Moebius) es un símbolo que nace en 1988, en Estados Unidos, de la mano de la Sociedad de la Industria de Plásticos (SPI). Indica, con algunas variaciones y adaptaciones según países, el material del que está compuesto un envase, dato importante para su posterior clasificación en los centros de tratamiento. Esta clasificación unifica todos los productos con el mismo número y garantiza un mejor método de reciclaje: mecánico, químico o energético, así como una mayor homogeneización del producto final conseguido. Existen diferentes tipos de plástico:

  1. PET o PETE (Polietileno tereftalato). Es el plástico típico de envases de alimentos y bebidas, gracias a que es ligero, no es caro y es reciclable. Una vez reciclado, el PET se puede utilizar en muebles, alfombras, fibras textiles, piezas de automóvil y, ocasionalmente, en nuevos envases de alimentos.
  2. HDPE (Polietileno de alta densidad). Gracias a su versatilidad y resistencia química se utiliza, sobre todo, en envases, en productos de limpieza de hogar o químicos industriales, como botellas de champú, detergente, cloro, etc. También se emplea en envases de leche, zumos, yogur, agua y bolsas de basura y de supermercado. Se recicla de muy diversas formas, como en tubos, botellas de detergentes y limpiadores, muebles de jardín, botes de aceite, etc.
  3. V o PVC (Vinílicos o Cloruro de Polivinilo). También es muy resistente, por lo que es muy utilizado en limpiadores de ventanas, botellas de detergente, champú, aceites y mangueras, equipamientos médicos, ventanas, tubos de drenaje, materiales para construcción, forro para cables, etc. Aunque no se recicla a menudo, en tal caso se utiliza en paneles, tarimas, canalones de carretera, tapetes, etc. El PVC puede soltar diversas toxinas (no hay que quemarlo ni dejar que toque alimentos), por lo que es preferible utilizar otro tipo de sustancias naturales.
  4. LDPE (Polietileno de baja densidad). Este plástico fuerte, flexible y transparente se puede encontrar en algunas botellas y bolsas muy diversas (de la compra o para comida congelada, pan, etc.), algunos muebles y alfombras, entre otros. Tras su reciclado, se puede utilizar de nuevo en contenedores y papeleras, sobres, paneles, tuberías o baldosas.
  5. PP (Polipropileno). Su alto punto de fusión permite envases capaces de contener líquidos y alimentos calientes. Se utiliza en la fabricación de envases médicos, yogures, pajitas, botes de ketchup, tapas, algunos contenedores de cocina, etc. Al reciclarse se pueden obtener señales luminosas, cables de batería, escobas, cepillos, raspadores de hielo, bastidores de bicicleta, rastrillos, cubos, paletas, bandejas, etc.
  6. PS (Poliestireno). Utilizado en platos y vasos de usar y tirar, hueveras, bandejas de carne, envases de medicamentos, etc. Su bajo punto de fusión hace posible que pueda derretirse en contacto con el calor. Algunas organizaciones ecologistas subrayan que es un material difícil de reciclar (aunque en tal caso se pueden obtener diversos productos) y que puede emitir toxinas.
  7. Otros. En este apartado se incluyen una gran diversidad de plásticos muy difíciles de reciclar. Son materiales elaborados con más de una de las resinas de las categorías 1 a la 6. 

Desde UNIKA, gestión de marcas, esperamos que toda esta información les sea de ayuda. Si estás pensando en comercializar un producto que vaya a necesitar este tipo de clasificación, te ayudaremos a realizar las gestiones necesarias para llevar tu producto al mercado con todas las garantías.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.