5 Curiosidades que no sabías sobre los alimentos procesados

Todos sabemos que la comida procesada es nociva para la salud, pero no sabemos hasta dónde pueden llegar sus efectos porque la industria siempre ha sido muy cautelosa al esconderlos. Por ello, hoy desde UNIKA, te presentamos cinco curiosidades que no sabías sobre los alimentos procesados, antes de caer en la tentación. ¿Nos acompañas?

Generalmente, todos sabemos que los alimentos procesados están llenos de azúcar, sal y aditivos en exceso. Pero lo que quizás no se sepa tanto es el alcance que pueden tener sus estragos, algo que la industria de la comida procesada no quiere que sepas. En pocas palabras, aunque sepan muy bien y sean fáciles de preparar, cuando comes alimentos preparados estás cambiando salud por conveniencia.

Por ello, os presentamos 5 razones por las cuales deberías pensar dos veces la próxima vez que te veas tentado a comer alimentos procesados:

1. Son adictivos y pueden provocar que comas de más

Procesar implica modificar o remover componentes importantes de la comida como la fibra, el agua y los nutrientes, cambiando así la manera en que son digeridos y asimilados en tu cuerpo.

A diferencia de la comida cruda y entera, que contiene una mezcla de carbohidratos, grasas, proteínas, fibra y agua para ayudarte a sentir saciado, los alimentos procesados estimulan la liberación de dopamina y te hacen sentir bien incluso cuando la comida no tiene nutrientes ni fibra. Esta liberación de dopamina puede llevarte a comer de más y, ultimadamente, a volverte adicto a la comida.

2. Están vinculados a la obesidad

Está garantizado que la comida procesada contiene aditivos que están vinculados a la obesidad. Esto incluye el glutamato monosódico, el jarabe de maíz alto en fructosa, endulzantes artificiales y otros. Además, los carbohidratos refinados como cereales de desayuno, bagels, waffles, pretzels y la mayoría de los demás alimentos procesados se convierten rápidamente en azúcar.

Esto incrementa tus niveles de insulina y leptina y contribuye a la resistencia a la insulina, lo cual es el factor principal de la mayoría de las enfermedades crónicas y condiciones conocidas por el hombre, incluyendo el aumento de peso.

3. Rompen los principios de la combinación de comida

Comer alimentos en ciertas combinaciones ayuda a que el proceso de digestión de tu cuerpo trabaje más eficientemente y absorba más nutrientes. De acuerdo con este estudio, comer proteínas y almidones en un mismo momento (lo cual es común en comidas procesadas como la pizza de pepperoni) inhibe la digestión y lleva a la putrefacción de tu comida y a condiciones acídicas en tu sangre.

4. Fomentan el desbalance de tu ecosistema interno

Los microorganismos que viven en tus tractos digestivos forman un ecosistema interno muy importante que influencia numerosos aspectos de tu salud. Los alimentos procesados interrumpen este sistema, suprimiendo a la microflora benéfica y llevando a problemas digestivos, antojos y enfermedades. Los organismos benéficos en tu flora se regocijan con la comida entera y no procesada.

5. Son nocivos para tu estado de ánimo y cerebro

Los cambios de ánimo, problemas de memoria e incluso la depresión son muchas veces resultados de una dieta fuerte en comida procesada. De hecho, la mayor concentración de serotonina, que está involucrada en el control del ánimo, la depresión y la agresión, se encuentra en tus intestinos, no en tu cerebro. Curioso, ¿verdad?

Es importante que la sociedad sea consciente de qué tipo de alimentos consume y de sus efectos en el organismo. Por ello, en UNIKA apostamos por garantizar la seguridad alimentaria de todos los productos con los que trabajamos. Si quieres saber más sobre los alimentos procesados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

alimentos que parecen saludables

Alimentos que parecen saludables pero no lo son

Muchos productos que aparentan ser saludables no siempre lo son. ¿Un ejemplo? Podemos darte muchos: barritas de cereales, zumos, algunos yogures e, incluso, el pan. ¡No son lo que parecen! Por eso, hoy queremos ayudaros a identificar esos alimentos que parecen saludables, pero no son.

Los alimentos se dividen en cinco categorías, definidas en función de la extensión y el propósito del procesamiento industrial utilizado en su producción. Las categorías son: naturales o mínimamente procesados, ingredientes culinarios, procesados y ultraprocesados.

Alimentos que parecen saludables

Los productos que hemos mencionado anteriormente pertenecen a una categoría alimentaria peligrosa que ni siquiera existía hasta hace poco: los ultraprocesados. La tendencia en el consumo refleja que la gente está dejando de preparar alimentos naturales y mínimamente procesados y comprando más productos listos para consumirse. Estos productos contienen más calorías, sal, azúcar y grasa, además de aditivos alimentarios que favorecen el consumo excesivo y provocan efectos negativos en el cuerpo y la salud.

Además, no contienen ningún nutriente y tampoco sacian, solo hacen que comamos más y más. Y no podemos olvidar que son los principales causantes del aumento en la obesidad y las enfermedades crónico-degenerativas como el infarto agudo de miocardio y la hipertensión arterial.

¿Cómo puedo identificar alimentos que parecen saludables pero no lo son?

Lee atentamente esta clasificación y ¡toma nota!:

  • Naturales: se obtienen directamente de las plantas o de animales y que se adquieren para consumo sin que hayan sufrido alteraciones desde que se originaron en la naturaleza, por ejemplo, huevos, frutas, legumbres, verduras, etc.
Alimentos que parecen saludables
  • Mínimamente procesados: son alimentos que han pasado por algún proceso de limpieza, refrigeración, secado, pasteurización, congelamiento y fermentación, pero no se les ha añadido sal, azúcar, grasas y otras sustancias. En este grupo están los granos y cereales, la leche, las harinas, la carne y el café.
  • Ingredientes culinarios: son extraídos de alimentos de la naturaleza por procesos como prensado, molienda, trituración, pulverización y refinación. Hacen la alimentación más sabrosa, sin que quede nutricionalmente desequilibrada, pero deben ser usados en pequeñas cantidades. Algunos ejemplos son los aceites, mantecas, el azúcar y la sal.
  • Productos procesados: son alimentos naturales o mínimamente procesados a los que se les agrega sal, azúcar u otra sustancia de uso culinario, para hacerlo duradero o más agradable al paladar. Se recomienda limitar la ingesta pues los ingredientes y los métodos usados alteran desfavorablemente la composición nutricional.

En este grupo encontramos muchos productos como las sardinas y el atún enlatados, los quesos, los panes envasados y prácticamente cualquier conserva que tenga sal y azúcar en sus ingredientes.

  • Alimentos ultraprocesados: son productos realizados con muchos elementos, como sal, azúcar, aceites, grasas y sustancias de uso exclusivamente industrial, como proteínas de soya y de leche y extractos de carnes. Además, pasan por varias etapas de procesamiento. Hay muchos productos en esta categoría: galletas, helados, sopas, salsas, refrescos, batidos, salchichas, Nuggets… ¡La lista es infinita!

Para identificarlos, te recomendamos mirar la lista de ingredientes. Si tiene más de 5 y son nombres poco familiares, estás antes un procesado y deberías consumirlos muy ocasionalmente.

Los dos primeros grupos deben ser la base de nuestra dieta para conseguir una alimentación nutricionalmente balanceada y ambientalmente sostenible.

En UNIKA apostamos por garantizar la seguridad alimentaria de todos los productos con los que trabajamos. Si quieres saber más sobre el etiquetado nutricional y cómo elegir un buen alimento, te recomendamos este post.

ISO 22000

ISO 22000: ¿Qué es y para qué sirve?

¿Estás al día de las normas que regulan los sistemas de gestión de seguridad alimentaria? Desde UNIKA Gestión de marcas te contamos todo sobre la norma ISO 22000. ¿Nos acompañas?

Mantenernos informados de las leyes y normas que regulan la calidad de los alimentos que consumimos es de gran importancia. Al fin y al cabo una buena alimentación es fundamental para mantener un estilo de vida saludable e informarse sobre la normativa de la industria alimentaria suma para tener el control de lo que comemos. En el post de hoy te lo contamos todo sobre la ISO 22000. 

¿Qué es la ISO 22000? 

ISO 22000

ISO 22000 es una norma internacional de sistemas de gestión de seguridad alimentaria que define los requisitos que se deben cumplir en la totalidad de la cadena alimentaria. Esta norma asegura que los alimentos lleguen en condiciones adecuadas para el consumidor

El objetivo de esta normativa no es otro que confirmar a los consumidores la seguridad de los alimentos que adquieren en los centros de venta alimentaria. De esta manera, los clientes pueden tener el control y la confianza de que los productos que ingieren no son perjudiciales para su salud. Además, la ISO 22000 se gestiona a base de requisitos y parámetros que favorecen el funcionamiento y los costos de toda la cadena alimenticia. 

Todas las empresas de la industria alimentaria deben contar con ese certificado. De no ser así, las diferentes organizaciones pueden enfrentarse a sanciones económicas y penales

¿Cuáles son sus beneficios?

ISO 22000

Obtener la ISO 22000 ofrece una serie de beneficios a las empresas de la industria alimentaria muy variados y que servirá a las empresas para mejorar su sistema de negocio. Entre ellas destacamos: 

  • Facilita que las empresas de la industria alimentaria cumplan la legislación vigente.
  • Ayuda a identificar riesgos en productos y a prevenir situaciones de crisis. 
  • Favorece que las empresas se gestionen de manera más competente y rentable
  • Aumenta la confianza en todas las personas implicadas en el proceso de la industria: proveedores, clientes y consumidor final 
  • Provoca que exista una comunicación más directa y transparente entre las partes interesadas. 
  • Supone un crecimiento de mercado, ya que al ofrecer seguridad en la venta de alimentos se aumenta la confianza del cliente, y en consecuencia la venta. 
  • Es una normativa que funciona a nivel internacional por lo que facilita el entendimiento entre empresas de distintos países así como ayuda al consumidor a controlar la seguridad de sus alimentos en cualquier parte del mundo.

Como hemos comentado anteriormente, la ISO 22000 es imprescindible para toda aquella empresa perteneciente al sector alimentario. Para poder obtenerla es necesario contactar con una empresa certificadora como UNIKA Gestión de Marcas. 

Una de las fases de adquisición del certificado es la auditoría, en la que se analizan debilidades y fortalezas de la empresa. Esto ayudará a mejorar la gestión de tu organización aportándole valor añadido. En UNIKA apostamos por garantizar la seguridad alimentaria de todos los productos con los que trabajamos. Si quieres saber más sobre la normativa de los alimentos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nos encantará poder ayudarte.

etiquetado nutricional

El etiquetado nutricional: cómo elegir un buen alimento

¿Sabes interpretar el etiquetado de los alimentos?  El etiquetado nutricional aporta información muy valiosa sobre los alimentos además de garantizar su seguridad alimentaria. Hoy en UNIKA os contamos la importancia del etiquetado nutricional para elegir un buen alimento. 

etiquetado nutricional

Gracias al etiquetado nutricional de los alimentos podemos conocer en detalle las características de los alimentos que consumimos y su impacto en nuestra salud. Sin embargo, esta información puede ser de poca utilidad si no sabemos qué significa. Hoy en UNIKA os contamos todo sobre el etiquetado nutricional. 

Según el Reglamento 1169/2011 sobre la información Alimentaria Facilitada al Consumidor, el etiquetado nutricional debe aportar obligatoriamente información sobre: 

  • Valor energético.
  • Grasas totales.
    • Grasas saturadas.
  • Hidratos de carbono.
    • Azúcares.
  • Proteína.
  • Sal.

A través de esta información podremos decidir si este alimento es positivo para nuestra salud alimentaria o no. ¿No sabes cómo? Te lo contamos a continuación. 

VALOR ENERGÉTICO 

El valor energético de un alimento es proporcional a la cantidad de energía que puede proporcionar al quemarse en presencia de oxígeno. Lo medimos en calorías, que significa la cantidad de calor necesario para aumentar en un grado la temperatura de un gramo de agua. Como su valor es muy bajo, en dietética se toma como medida la kilocaloría (1 Kcal. = 1.000 calorías).

Sin embargo, antes de centrarnos en el aporte calórico es fundamental que nos fijemos de dónde vienen sus calorías. ¿Se trata de ingredientes de calidad y que aportan nutrientes? ¿O estamos ante un producto con poca densidad nutricional?

Para analizar el valor energético debemos visualizarlo teniendo en cuenta si la cantidad que consumimos es similar a la ración que se indica en el envase. Si no es así,  debemos estimar el aporte energético prestando atención a las calorías brindadas por cada 100 gramos. Como referencia un alimento que tenga más de 200 Kcal por cada 100 gramos es concentrado en energía y favorecerá una dieta de alta densidad energética. Contrariamente, un alimento con calorías que no superan las 100 Kcal por cada 100 gramos nos ayudará a disminuir la densidad calórica de la dieta.

GRASAS TOTALES

En relación con las grasas, debemos fijarnos antes en su origen que en la cantidad indicada. Los productos con presencia de grasas refinadas y/o hidrogenadas debemos evitarlos si queremos que nuestra dieta sea sinónimo de salud alimentaria. Por el contrario, aquellos alimentos compuestos por ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados son positivos para nuestra salud. 

HIDRATOS DE CARBONO 

Los hidratos de carbono se detallan en el etiquetado nutricional por cada 100 gramos. Además, en algunos productos también se informa sobre el porcentaje de azúcar contenido. 

En esta línea, es recomendable que los productos no tengan más de un 10% de azúcares. Si no se ofrece información sobre los hidratos complejos y los hidratos simples podemos visualizar los ingredientes y ver si presenta azúcar, fructosa, sacarosa o miel entre sus ingredientes. Si encontramos este tipo de ingredientes entre sus componentes, significará que el producto contiene azúcares simples que debemos evitar. 

SAL

La sal es utilizada con mucha frecuencia por la  industria alimentaria para aumentar el placer que nos producen los alimentos. Sin embargo, es necesario fijarnos en ello y que se trate de unas cantidades adecuadas.

En UNIKA apostamos por garantizar la seguridad alimentaria de todos los productos con los que trabajamos. Si quieres saber más sobre el etiquetado nutricional de los alimentos puedes leer nuestro post El correcto etiquetado de los productos alimenticios. 

ultraprocesados

Los ultra-procesados: Qué son y cómo evitarlos

El movimiento contra la industria de los alimentos ultra-procesados crece. Cada vez hay más personas conscientes de los aspectos perjudiciales de este tipo de alimentos. Desde Unika Gestión de Marcas queremos transmitir la importancia de la seguridad alimentaria. Por ello, te contamos todo sobre los ultra-procesados: qué son y cómo evitarlos.

 

 

Los ultra-procesados: Qué son y cómo evitarlos

¿Qué son los productos ultra-procesados?

Según la OMS, cuando hablamos de ultra-procesados nos referimos a:

“formulaciones industriales principalmente a base de sustancias extraídas o derivadas de alimentos, además de aditivos y cosméticos que dan color, sabor o textura para intentar imitar a los alimentos”.

Se trata de composiciones con gran contenido en azúcares libres, sodio y grasas saturadas y con bajo contenido en proteína, fibra alimentaria, minerales y vitaminas. Esta combinación está creada con el objetivo de convertirse en alimentos muy complacientes y seductores para nuestro paladar, de manera que nos enganchen como una serie de Netflix. Otro de los objetivos es aumentar la duración del producto, de forma que sea más rentable económicamente.

Escuchar esta definición puede asustarnos a priori, y hacernos pensar que jamás consumiríamos este tipo de alimentos de forma voluntaria. Sin embargo, encontramos este tipo de productos a diario y para muchas personas ocupan parte importante de su dieta en el día a día. A continuación os contamos qué tipo de producto son ultra-procesados.

 

¿Qué productos son ultra-procesados?

ultraprocesados

Estos productos los encontramos en grandes cantidades en los supermercados, tiendas y restaurantes de comida rápida. Ocupan parte importante de nuestro entorno y todo nos invita a consumirlos. Entre algunos aspectos que fomentan su compra destacamos: la rapidez de su consumo y la publicidad que los rodea. Suelen estar formados por más de 5 ingredientes. A continuación os dejamos una lista de algunos productos ultra-procesados:

  • Zumos azucarados
  • Bollería
  • Snacks y patatas fritas
  • Alimentos precocinados (lasaña, patatas fritas, pizza, nuggets de pollo, croquetas, etc.)
  • Yogures azucarados
  • Salsas industriales (ketchup, mayonesa, mostaza, etc.)
  • Bebidas energéticas
  • Panes refinados
  • Dulces y helados
  • Chucherías
  • Carnes procesadas
  • Pescados procesados
  • Cereales azucarados

 

¿Cómo evitarlos?

Para evitar los productos ultra-procesados y con ello conseguir llevar una vida sana y gratificante os dejamos estos consejos basados en la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN):

  1. Organiza y planifica tu alimentación de forma equilibrada. Evita el consumo excesivo de productos ultra-procesados y sustitúyelos por frutas, verduras, legumbres, cereales de grano entero y lácteos. evitar productos ultraprocesados
  2. Combina tu dieta con la práctica de ejercicio físico de forma regular. 

    La realización de actividad física aumentará tu bienestar y estimulará la necesidad de llevar una vida saludable. Evitar ultraprocesados

  3. Evita comer entre horas productos ultra-procesados y sustitúyelos por alimentos buenos para tu salud.

    Tales como: frutos secos, fruta, lácteos, etc. Evitar ultraprocesados

  4. No te olvides de los alimentos lácteos.

    Ocupan parte importante de la dieta, ya que son muy positivos para los huesos. Procura fijarte que sean lácteos sin azúcares añadidos. evitar ultraprocesados

  5. Dale importancia al consumo de hidratos de carbono. 

    Constituyen nuestra principal fuente de energía y son alimentos que sacian. Evitar ultraprocesados

  6. Evita en la medida de lo posible la comida rápida.

    Esto no implica que la elimines por completo de tu dieta, pero debe ocupar una parte mínima de tu alimentación. Evitar ultraprocesados

  7. Intenta realizar las comidas con tranquilidad y sin distracciones.

    La televisión o la videoconsola invitan al consumo de productos fast-food. Evitar ultraprocesados

  8. Lleva una dieta moderada y variada. Las posibilidades son infinitas y si te planificas bien conseguirás disfrutar de tu alimentación sin llevar a cabo grandes esfuerzos. Evitar ultraprocesados
  9. Conciencia a tu entorno (familia y amistades) de la importancia de llevar una dieta saludable y libre de ultra-procesados. Favorecerás su salud y facilitará que tu dieta esté libre de los ultra-procesados.Evitar ultraprocesados
  10. Cuidado con las dietas. Llevar a cabo dietas o el consumo de fármacos para controlar tu peso puede ser dañino para tu salud. Consulta a tu médico para ello. Evitar ultraprocesados

 

En UNIKA, nuestro principal objetivo es garantizar la seguridad alimentaria. Por ello, ayudamos a los comercios a desarrollar un etiquetado que sea real y saludable para la población.

Si tienes alguna duda de nuestro servicio, no dudes en contactarnos. Nos encantará poder ayudarle. 

 

Alteraciones beneficiosas alimentos

Alteraciones beneficiosas en los alimentos

¿Sabías que algunas bacterias, mohos y levaduras tienen alteraciones beneficiosas en determinados alimentos? Estos conceptos suelen tener una connotación negativa en el lenguaje común. Esto se debe al deterioro que producen en algunos alimentos como es el caso del moho y la levadura. Sin embargo, hoy desde Unika Gestión de Marcas queremos mostrarte su importante papel en algunos productos alimenticios.

 

Tenemos por costumbre acudir al supermercado o a las tiendas de alimentación y observar gran cantidad de productos sin conocer muy bien cuál es su composición.  Tendemos a pensar que cuando los alimentos se deterioran la causa son bacterias que se generan en el producto. Pero… ¿Qué ocurre con aquellos microorganismos que favorecen la creación de alimentos? ¿los conocemos? A continuación te contamos cuáles son algunos de ellos y en qué alimentos se hacen presentes.

 

Bacteria Lactobacilos

Este grupo de microorganismos se encuentran presentes en gran variedad de productos fermentados tanto de origen animal como vegetal. La elaboración del ácido láctico es artificial y se introduce en determinados alimentos con el objetivo de preservarlos. El yogur se obtiene de la combinación de estas bacterias. Entre los beneficios que se obtienen del consumo de estos microorganismos se encuentran:

  • Prevención de la diarrea y del síndrome del colon irritable.
  • Restitución de la flora intestinal.
  • Prevención de infecciones y trastornos relacionados con la piel.

Otro alimento originado gracias a esta bacteria son las olivas, fermentadas gracias a las variedades de Lactobacilos brevis, Lactobacilos plantarum y Leuconostuc.

Tobacillus acidophilus

Alimentos como el yogur, la crema agria o el suero de leche cuentan con la presencia de este microorganismo. Entre sus efectos positivos se encuentran:

  • Disminución del pH.
  • Reducen el riesgo de aparición de otros organismos en los productos alimenticios.
  • Prevención de las enfermedades gastrointestinales

Penicillium 

Penicillium es el término que engloba a un grupo de hongos de la división Ascomycota. Los cuales poseen una importante función en el proceso de creación de algunos alimentos. Tal es el caso del queso, en los que participan en su proceso de maduración y curación. Gracias a estos microorganismos los quesos desarrollan un sabor exquisito y sabroso como es el caso de las variedades: brie, roquefort, cabrales, camembert o gorgonzola. Si eres amante de los quesos seguro que estarás muy agradecido de esta alteración tan beneficiosa.

 

Aspergillus

Este tipo de especie de hongo se utiliza en alimentos como la salsa de soja, concretamente en su proceso de creación al que denominamos fermentación. También es útil en la creación de ácido cítrico o glucónico.

 

Levadura Saccharomyces cervisiae

Conocida como la levadura del pan, del vino y la cerveza por su utilización en los procesos de panificación y producción de bebidas alcohólicas. Su incorporación es muy beneficiosa, ya que permite esponjar el pan y fermentar la cerveza y el vino.

 

En UNIKA GESTION DE MARCAS, S.L. nos gusta estar al día e informar sobre los alimentos y su maravillosa complejidad. La seguridad alimentaria es fundamental para nuestra entidad y eso conlleva informar correctamente a la ciudadanía sobre temáticas como esta. Esto no sería posible sin el adecuado análisis y control de los alimentos que llevamos a cabo. Para cualquier información no dudes en contactarnos.

 

Análisis de las aguas que bebemos

El análisis de las aguas que bebemos, ¿conoces su importancia?

El agua representa el 60% de todo el peso corporal, siendo aproximadamente un 26% extracelular y un 34% intracelular, en función de la persona. Por ello, desde Unika Gestión de Marcas nos preocupamos por transmitir una información correcta al consumidor. Esto no sería posible sin el correcto análisis de las aguas que bebemos, que garantice un buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

Análisis de las aguas que bebemos

 

Desde nuestra empresa prestamos un servicio íntegro y de calidad en el que ofrecemos desde el análisis, al control y gestión de marcas. Hoy hablaremos de un tema que genera mucha controversia: el análisis de las aguas que bebemos.

 

 

La importancia del agua que bebemos

El agua es un elemento imprescindible para la vida, que se describe con solo tres palabras: incolora, inodora e insípida.

 

Sin embargo, esa simple definición no lo dice todo. Porque existen muchos tipos de agua, que coinciden en cuanto a su transparencia, pero no tanto en las otras premisas. Y además esconden mucho más, ya que contienen diversos elementos, sobre todo minerales, que dependen de su procedencia entre otras cosas.

 

El agua del grifo es la que llega a todos los hogares, en gran parte del mundo, pero no todo, a través de conductos. No suele tener una sola procedencia, y como es distinta en cada lugar, tampoco todas tienen la misma calidad, componentes ni sabor.

 

Análisis de las aguas que bebemos

 

Las aguas comercializadas en España provienen principalmente de manantiales. Disponemos en gran número y variedad en nuestro país, por lo que estas aguas son usadas no sólo para el consumo sino también con fines termales.

 

Existe una rigurosa reglamentación sobre el agua suministrada. Deben someterse a análisis frecuentes para comprobar que no tienen residuos no deseados, bacterias, restos contaminantes y otras impurezas.

 

El agua de grifo, ¿es segura para beber?

Pueden proceder de aguas subterráneas, de lagos, de lluvia, de pozos. E incluso en lugares donde escasea se obtiene filtrando la del mar para extraerle la sal y hacerla apropiada para cocinar, aunque no siempre para beber.

 

Análisis de las aguas que bebemos

 

El sabor no es intenso, pero a menudo se nota y no es agradable, debido en parte a sus propias características, especialmente cuando son aguas con restos calcáreos. Pero también a los procesos de purificación, en los que se emplean desde productos químicos como el cloro al carbón activado.

 

 

Aguas duras vs. aguas blandas

Además de hidratar, una función imprescindible para el buen funcionamiento del organismo, el agua puede aportar distintos minerales, también muy necesarios. Según su lugar de procedencia, pueden ser aguas más o menos ricas en unos u otros:

  • Las aguas duras son las que tienen muchos minerales que se deben filtrar en el medio natural a través de depósitos de piedra calcárea. Esta se compone de carbonatos de calcio y magnesio, bicarbonato y sulfatos. Se consideran de menor calidad y España son más propias de la zona mediterránea y las Baleares.
  • Las aguas blandas (conocida como agua mineral) son las que se han filtrado a través de granito o gres, que son pobres en esos minerales. Estas, que llegan normalmente de las montañas, se consideran mejores para la salud y tienen mejor sabor. Se utiliza solo para beber, o para cocinar en muchos casos, y se venden embotellada en envases de distinto tamaño. Se comercializan tantos tipos y marcas que elegir la más adecuada al propio gusto y necesidades es a veces muy complicado.

 

 

Los minerales ¿invisibles pero imprescindibles?

La composición mineral del agua puede hacer que sea más o menos apropiada o perjudicial si se padece determinadas patologías o trastornos.

 

Análisis de las aguas que bebemos

 

Todas las aguas son igualmente hidratantes, pero su composición mineral puede hacer que sean más o menos apropiadas o perjudiciales si se padece determinadas patologías o trastornos. Si no se tiene ningún problema de ese tipo, cualquiera cumplirá su función y al final, el propio gusto y la economía serán determinantes.

 

Todas ellas están reguladas por las directivas de la legislación europea. Éstas clasifican las aguas basándose en sus características físicas y químicas, parámetros geológicos e hidrológicos, descripción de las zonas de procedencia, la naturaleza del terreno, el contenido de minerales, entre otros.

 

Por lo tanto, consumir el agua indicada para nosotros en función de nuestra salud podría mejorar síntomas de patologías concretas. Por ello, en Unika Gestión de Marcas nuestro principal objetivo es garantizar la seguridad del consumidor. Si tienes alguna duda al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, todo nuestro equipo estará encantado de poder ayudarte.

 

 

 

 

 

 

 

El gluten y su intolerancia, ¿qué debes saber?

Seguro que habrás oído hablar de esta proteína, pero, ¿sabes exactamente qué es? Hoy, desde Unika, gestión de marcas, hablaremos sobre el gluten, el componente que se encuentra en muchos de los alimentos que consumimos, y  sobre qué es lo que debes saber acerca del mismo.

 

 

¿Qué es el gluten?

 

Se trata de una Glucoproteína que podemos encontrar, de manera natural, en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena. Está compuesta, a su vez, por dos glucoproteínas: la gliadina y la glutenina.

 

El gluten es ese componente que se encarga de la elasticidad de la masa de la harina,  y que hace que, junto a la fermentación, el pan obtenga volumen y esa consistencia esponjosa de las masas horneadas.

 

Explicado de otra forma, el gluten hace de pegamento entre los ingredientes usados en panadería y repostería permitiendo obtener una consistencia firme y unificada a la hora de preparar los alimentos.

 

¿Cómo puede afectarnos el gluten?

 

El gluten es muy nutritivo y beneficioso pero, a su vez, puede ser indigesto para ciertas personas. Esto se debe a que, en estos casos, nuestro cuerpo no cuenta con las enzimas necesarias para poderlo digerir por completo, y son esos pequeños trozos no digeridos los que, en un futuro, pueden ocasionar problemas intestinales como la intolerancia al gluten. 

 

Normalmente, la mayoría de personas no suelen notar malestar a la hora de ingerir estos alimentos; a lo sumo, una ligera molestia una vez que se ha completado el proceso digestivo. Pero, por el contrario, en otros casos, estas pequeñas partes no digeridas pueden producir problemas autoinmunitarios, alérgicos o de sensibilidad.

 

intoxicación alimentaria

La enfermedad celíaca

Se caracteriza por una intolerancia permanente y crónica a esta proteína. Cuando aquellas personas con enfermedad celíaca consumen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona de forma que le causa daño a las vellosidades intestinales provocando una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos que toman.

 

La alergia al gluten

Se produce por una respuesta inmunológica de hipersensibilidad inmediata. Suele aparecer al poco tiempo de la ingesta del producto, pudiendo, incluso, desencadenar una situación clínica grave de forma casi instantánea.

 

La sensibilidad al gluten

Los pacientes con esta patología no pueden ser calificados como intolerantes o alérgicos. Sin embargo, la ingesta de algunos alimentos con gluten les hace enfermar con síntomas parecidos a los de la enfermedad celíaca y a la alergia.

En los tres casos, pueden presentarse tanto síntomas intestinales como extraintestinales. Así, es muy importante que, antes de comenzar ninguna dieta sin gluten, sea un profesional quien indique esta necesidad, como es el caso de un nutricionista.

 

pan seguridad alimentaria

 

¿Por qué se utiliza tanto en la industria alimentaria?

El valor nutricional del gluten es muy bajo, por lo que no es imprescindible en ninguna dieta. En cambio, sus propiedades tecnológicas son inigualables en la industria alimentaria. Por ello es tan utilizado, no sólo en aquellos alimentos elaborados con base de trigo, sino también en productos procesados.

El gluten facilita que la harina forme una masa cuando se mezcla con agua, siendo el responsable de dar elasticidad a la masa y mantenerla ligada. Además de esto, el gluten aporta una textura crujiente y esponjosa.

Es por ello que se trata de un ingrediente que no sólo encontramos en productos como panes o galletas, sino que también está presente en alimentos como embutidos, cremas de untar, salsas…

Al ser uno de los 14 principales alérgenos, este debe estar resaltado de forma obligatoria en todos los listados de ingredientes de aquellos productos que lo contengan.

Esto es esencial para evitar problemas en aquellas personas con patologías relacionadas con esta proteína.

Estas son algunas de las apreciaciones que tanto consumidor como fabricante han de tener en cuenta a la hora de adquirir o producir un alimento. No dudes en consultarnos para cualquier duda acerca del gluten o del etiquetado de los alimentos y productos cosméticos, entre otros. Desde Unika, nuestra prioridad es ofrecerte un servicio de calidad en nuestros dos laboratorios de análisis, consultoría técnico-sanitaria y nuestro departamento software, con el que respaldar tu marca.

 

 

¿CONOCES LA DIFERENCIA QUE HAY ENTRE LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN E INDICACIÓN GEOGRÁFICA?

La calidad del producto es un concepto subjetivo, pero que además, suele ser dinámico. El consumidor, demanda productos que garanticen no poner en riesgo su salud, aunque, una vez esto se ha conseguido, suelen querer más y buscan cualidades diferenciadas en sus compras que satisfagan sus necesidades. Esto lleva implícito que dichos alimentos cumplan unos requisitos superiores al resto. En UNIKA, Gestión de Marcas, expertos en el control de calidad de alimentos te traemos, hoy, dos conceptos que serán claves para tu marca.

 

La regulación legislativa es fundamental cuando hablamos de temas relacionados con el consumo. La política de calidad de la UE tiene como objetivo proteger las denominaciones de productos específicos para promover sus características únicas. Vinculadas a su origen geográfico y al saber hacer tradicional. Las indicaciones geográficas comprenden: Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP)

 

Las indicaciones de geográficas son protegidas siempre y cuando las cualidades específicas del producto estén especialmente vinculadas a la zona de producción. El producto es beneficiado con una buena reputación de la zona geográfica de la que proviene, es un valor añadido al mismo.

 

plato jamon seguridad alimentaria

 

LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN PROTEGIDA (DOP)

 

Con las siglas DOP se diferencian a aquellos productos alimenticios originarios de una determinada zona geográfica. Aunque, también es permitido utilizar esta denominación para aquellos productos elaborados con materias primas provenientes de la región concreta, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones. Y es que todo su proceso de elaboración debe ser en el propio lugar de la denominación.

Por lo tanto, la calidad de este reside, principalmente, en el medio geográfico del que provenga, pues esto le otorga una serie de factores naturales y humanos que son intrínsecos a él.

 

LA INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA (IGP)

 

Las siglas IGP, se utilizan para identificar un producto originario de un cierto lugar geográfico, el cual tiene unas cualidades determinadas que vienen relacionadas con su propio origen geográfico. En cambio, no tiene por qué ser producido íntegramente en la región en cuestión, con que al menos una de sus fases haya tenido lugar en ella es suficiente.

 

Por lo tanto ambos sellos muestran un estrecho vínculo entre las características del propio producto y su origen geográfico. Sin embargo, aquellos con Denominación de Origen Protegida cuentan con un vínculo más fuerte que aquellos con Indicación Geográfica Protegida, pues toda su producción se encuentra realizada en la propia región.

aceite oliva seguridad alimentaria

¿CÓMO SE PUEDE OBTENER ESTE CERTIFICADO?

 

Para que un producto obtenga esta certificación, es necesario enviar tu solicitud al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Estos registros sólo pueden solicitarlos aquellos productores que pertenezcan a la zona geográfica en cuestión. En esta aplicación se deberá detallar todas aquellas características distintivas del propio producto. Así como su vínculo con esta. Será el propio organismo quien verificará el cumplimiento de estos requisitos. Y, una vez aprobado, se deberá presentar a la Comisión pertinente de la Unión Europea quien se encargará de verificar el cumplimiento según el Reglamento 1151/2012. Una vez aceptado también por su parte, si en el plazo de tres meses no se presenta oposición, se otorga al producto su nuevo estatus.

El correcto etiquetado de los productos alimenticios

Por lo tanto, a pesar de ser una tarea lenta, la consecución de una DOP o IGP, suele traer numerosos beneficios a la propia marca. Si tienes alguna duda sobre esta cuestión o sobre otros temas relacionados con la gestión de tu propia empresa no dudes en ponerte en contacto con nosotros, desde UNIKA, Gestión de Marcas, estaremos a tu disposición.

 

La importancia del control microbiológico

El análisis de las leche sin lactosa

 Desde Unika Gestión de Marcas nos preocupamos por transmitir una información correcta al consumidor. Esto no sería posible sin el correcto análisis y control de calidad de los alimentos que garantice una buena seguridad alimentaria.

Desde nuestra empresa prestamos un servicio íntegro y de calidad en el que ofrecemos desde el análisis, al control y gestión de marcas. Hoy hablaremos de un tema que genera mucha controversia: las leches sin lactosa.

 

Los españoles, cada vez, consumimos menos productos lácteos, tendencia que no ha dejado de caer en los últimos años. Sin embargo, con la leche sin lactosa ocurre lo contrario, su consumo está en alza.

 

supermercado analisis alimentos

 

Más del 30% de la población española es intolerante a la lactosa y el consumo de los productos adaptados a estas personas es cada vez mayor. Este tipo de leche se publicita generalmente como más ligera y digestiva que las tradicionales. Destinando su mensaje a cualquier receptor. Sin especificar que va destinado a personas que padecen esta intolerancia. 

 

Pero, ¿sabías que a la leche sin lactosa no se le elimina la lactosa?

 

¿Sabes qué es la lactosa? Es un azúcar presente en la leche de forma natural, necesario para la absorción del calcio.

 

Nuestro cuerpo, produce de forma natural una enzima llamada lactasa, que se encarga de dividir la lactosa en dos tipos de azúcares: glucosa y galactosa para que puedan ser absorbidos por nuestro intestino. Sin embargo, aquellos que sufren esta intolerancia no producen dicha enzima, o la producen en bajas o insuficientes cantidades. Por lo que la lactosa llega intacta a nuestro intestino grueso produciendo el malestar propio que sufren las personas con esta patología.

 

Por ello, la industria, lo que intenta al producir estas leches sin lactosa, es emplear levaduras que producen lactasa. Esta es añadida a la propia leche para producir la famosa leche sin lactosa. Por lo que, realmente, sí contiene lactosa, y además lactasa.

 

analisis laboratorio

 

¿Es más ligera la leche sin lactosa?

 

Cómo has podido leer, a la leche sin lactosa no se le retira ningún componente natural, al contrario, se le añade la enzima necesaria para una correcta digestión en aquellas personas cuyo cuerpo no generan lactasa. Por lo que este tipo de leches no contienen menos calorías o grasas. Cuentan con los mismos valores nutricionales que la leche tradicional.

 

Nuestra legislación no permite asociar valores como ligero o light a cualquier alimento. Estos para pertenecer a esta categoría deben tener al menos una reducción del 30% en algunos de sus ingredientes.

 

Por lo tanto, la leche sin lactosa es más digestiva para personas que tienen intolerancia a la lactosa. Sin embargo, para aquellas que no son intolerantes, tomar este tipo de bebidas podría llegar a ser contraproducente. Pues, si consumen productos con la enzima lactasa, su organismo, poco a poco, irá dejando de sintetizarla, llegando incluso a provocarnos una intolerancia progresiva. 

Además, no debemos olvidar que la lactosa favorece la absorción de calcio.

 

Para el correcto diagnóstico de esta intolerancia es necesario acudir a su médico. Pues, si somos intolerantes de manera equívoca y comenzamos a consumir productos con este tipo de características, podríamos estar ocultando otros problemas digestivos. Poniendo en peligro nuestra salud. 

El correcto etiquetado de los productos alimenticios

 

Por lo tanto, consumir productos indicados para mejorar síntomas de patologías concretas sin estar bien informados podría llegar a tener consecuencias negativas para nuestra salud. Por ello, no debemos hacer caso a todos aquellos mensajes que nos llegan, sin asegurarnos previamente del origen de estos e informarnos correctamente sobre el tema en cuestión.

 

 

En Unika Gestión de Marcas nuestro principal objetivo es garantizar la seguridad del consumidor. Si tienes alguna duda de nuestro servicio no dudes en ponerte en contacto con nosotros, todo nuestro equipo estará encantado de poder ayudarte.