Abejas y seguridad alimentaria, ¿cómo se relacionan?

Cuando hablamos de las abejas se nos viene  a la mente miel, cera, panales, jalea real y también una dolorosa picadura. Pero no somos conscientes de la trascendencia que tienen en nuestra vida y cómo la seguridad alimentaria depende de estos insectos. En Unika somos expertos en seguridad alimentaria y te contamos esta curiosa relación. Pásate por la última entrada de nuestro blog.

 

Las abejas, son pequeños trabajadores que no descansan en todo el año, son una de las especies más trabajadoras del reino animal. Aseguran la polinización, es decir, gracias a ellas las plantas, tanto silvestres como cultivadas, se reproducen y así permiten la producción de alimentos para los humanos y para la fauna en general.

Estas trabajadoras incansables visitan flores de una sola especie durante cierto tiempo antes de trasladarse a otras, lo que resulta beneficioso para aquellas plantas que requieren polen de la misma naturaleza para fecundarse. La polinización no sólo ayuda a las plantas a reproducirse, sino que también permite que haya más variedad y mejor calidad de los alimentos.

Los expertos aseguran que si las abejas desaparecen, sería el principio del fin de la especie humana. Existen más agentes polinizadores, pero las abejas acostumbran a visitar más variedades de plantas, por lo que su extinción supondría también la de muchas especies vegetales que suponen la base de la pirámide nutricional de muchos animales.

 

Problema actual

La cantidad de abejas y de otros polinizadores se está reduciendo drásticamente en muchas partes del planeta. Esto está causado en gran medida, por las prácticas agrícolas intensivas, el uso excesivo de productos químicos agrícolas y el aumento de las temperaturas como consecuencia del cambio climático.

Los químicos plaguicidas no actúan sobre las abejas de forma inmediata, el proceso es lento. Se convierten en portadoras del veneno y lo transfieren a toda la colmena. Les afecta en la forma que produce un Alzheimer colectivo. Las que salen en busca de alimento no encuentran el camino de vuelta a la colmena, y si lo hacen, no pueden transmitir la información sobre dónde está el alimento.

El pasado 20 de mayo en Roma, fue el Día Mundial de la Abeja. En este día se reunieron una serie de países para establecer medidas que protejan a estos insectos tan importantes para el planeta y para la biodiversidad del mismo.

Los particulares podemos contribuir a la protección de las abejas plantando flores en nuestras casas, para que estas pequeñas trabajadoras puedan alimentarse y polinicen nuestro entorno.

¿Estabas al tanto de la importancia que tienen las abejas en nuestro planeta? Ahora es el deber de todos hacer todo lo que esté en nuestra mano para ayudarlas. Nosotros, como expertos en seguridad alimentaria, estamos en el bando de las abejas.

Para cualquier consulta, ¡contacta con nosotros!

 

Mitos y verdades sobre los alimentos transgénicos

A día de hoy, es muy probable que, sin saberlo, hayas consumido algún alimento en el que hubiera uno o más organismos genéticamente modificados. Como expertos en seguridad alimentaria, desde Unika te contamos los mitos y verdades sobre estos alimentos que generan tanta controversia.

 

Para empezar, los alimentos transgénicos son aquellos que han sido producidos a partir de un organismo modificado mediante ingeniería genética y al que se le han incorporado genes de otro organismo para producir características deseadas que mejoren la calidad y los valores nutricionales. Vamos a ver si realmente comprometen nuestra seguridad alimentaria.

 

  1. Causan problemas de salud

La verdad es que en este aspecto no hay consenso entre los expertos. Unos dicen que no afectan y otros que sí. Es evidente que esta técnica genera muchos beneficios, como el hecho de que sean más resistentes a las plagas o instecticidas o duren más en la nevera; también es verdad que pueden provocar nuevas alergias.

 

  1. Son más caros

Es un mito. La producción de estos alimentos es más barata ya que resisten más a las plagas y a los pesticidas. Aquí entra el conflicto de, ¿quieres pagar más por alimentos sin modificar genéticamente o pagar menos y consumir transgénicos?

 

  1. Son diferentes nutricionalmente

Es verdad. El hecho de introducir uno o más genes en un organismo por medio de ingeniería genética puede generar cambios en la expresión de sus propios genes. Provocando así, una variación en los componentes nutricionales. Pero que sean diferentes no quiere decir que sean malos.

 

  1. Dañan el medio ambiente

Mito. Los críticos defienden que dañan el medio ambiente por el hecho de que se utilizan más herbicidas en el cultivo, pero la realidad es que sucede justo lo contrario. Necesitan una menor cantidad para producir lo mismo o más de alimentos orgánicos.

 

  1. Amenaza a la biodiversidad

Mito. La realidad es que los cultivos transgénicos no presentan riesgos distintos para el medio ambiente que los cultivos convencionales. Con respecto a los transgénicos que son resistentes a las plagas, se ha demostrado que no generan efectos adversos sobre la abundancia de otros insectos.

 

  1. Son menos seguros y no están regulados de forma adecuada

Mito. No existe evidencia de que sean más o menos seguros que los alimentos convencionales. En Europa, tienen que pasar por todo tipo de controles de seguridad e inocuidad que lleva a cabo la Unión Europea. Y están debidamente regulados por el organismo correspondiente, en nuestro caso por la UE.

 

Como podemos ver, los alimentos transgénicos generan mucha controversia y los expertos no acaban de ponerse de acuerdo. Ante cualquier duda sobre los alimentos transgénicos, contacta con nosotros. Unika, un laboratorio experto en seguridad alimentaria y en el análisis de alimentos.

 

Micotoxinas, ¿las conoces?

Probablemente las conozcas y las hayas visto muchas veces, están presentes en muchos tipos de alimentos y cultivos, y son muy peligrosas para nuestra salud. Esta es una de las razones por las que el análisis microbiológico de los alimentos es muy importante. En Unika somos expertos en seguridad alimentaria, y te contamos todo lo que debes saber sobre estas toxinas.

 

  • ¿Qué son?

 

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), las micotoxinas son compuestos tóxicos producidos de forma natural por algunos tipos de mohos. Los mohos que las producen crecen en una gran variedad de alimentos como los cereales, frutas desecadas o especias. Pueden crecer antes o después de la cosecha, durante el almacenamiento o en el propio alimento estando en entornos cálidos y húmedos.

Los efectos de varias micotoxinas presentes en los alimentos se manifiestan de forma inmediata tras el consumo de los alimentos contaminados. Otras han sido relacionadas con síntomas a largo plazo, tan graves como el cáncer o la inmunodeficiencia.

 

  • Micotoxinas más conocidas

De todas las micotoxinas algunas de las que más han llamado la atención son las aflatoxinas, que crecen en el suelo y afectan a los cultivos, también pueden encontrarse en la leche de animales alimentados con cultivos contaminados; la ocratoxina, que contamina los cereales y sus productos; la patulina, que se puede encontrar en las manzanas podridas y frutas con moho; y por último los hongos del género Fusarium, que se encuentran en el suelo y producen varias toxinas diferentes.

 

  • Minimizar riesgos

Por norma general, los mohos no crecen en alimentos debidamente secos y almacenados. Con lo cual, un secado eficiente de los productos básicos y mantener esta sequedad son medidas eficaces contra los mohos y las micotoxinas.

 

  • Alimentos expuestos

Pueden estar presentes tanto en alimentos sin procesar como en alimentos procesados. Varios tipos de alimentos sin procesar son susceptibles de contaminación por micotoxinas, como los cereales, las semillas oleaginosas (girasol, calabaza, sésamo, etc), frutas, verduras o frutos sectos entre otros.

En cuanto a los procesados, debido a que no se destruyen las micotoxinas durante el procesado, son los productos a base de cereales, las bebidas, los alimentos de origen animal y los alimentos infantiles.

 

  • Dosis tolerable

Los organismos que se encargan de evaluar el riesgo han establecido valores de referencia toxicológicos. Pero la exposición a estas toxinas debe de mantenerse tan baja como sea posible, ya que algunas variedades son genotóxicas (pueden dañar el ADN) y cancerígenas.

 

  • El Fuego de San Antonio

Fue una enfermedad que se desarrolló durante la Edad Media. Se producía por la intoxicación a causa del cornezuelo del centeno, un hongo parásito de este cereal que aparecía como un pequeño cuerno negro en las espigas. La epidemia más grande tuvo lugar en Francia, donde murieron cerca de 40 mil personas.

Como hemos visto en esta entrada, el análisis de los alimentos y la seguridada alimentaria son muy importantes para consumir productos de forma segura. Ya sea revisando los alimentos en casa o acudiendo a laboratorios expertos para el uso profesional. Como Unika, especialistas en seguridad alimentaria y en el análisis de los alimento.  ¡Contacta con nosotros!

 

chuleta seguridad alimentaria

6 consejos para consumir y conservar carne de forma segura

Con la carne, como con todos los alimentos, hay un serie de normas alimentarias que hay que cumplir para no caer en errores a la hora de cocinar estos productos. Para aclarar todas las dudas posibles, desde Unika como expertos en seguridad alimentaria, te contamos cuáles son los principales fallos que cometemos a la hora de cocinar estos alimentos tan básicos en nuestra dieta.

 

-La tabla de cortar:

Normalmente cuando estamos preparando carne para comer la solemos acompañar con verduras. Y utilizamos la misma tabla para todo. Este es un error importante, ya que la carne cruda deja bacterias en todo lo que toca, tanto en la tabla como en los utensilios y en las manos.

 

Como expertos en seguridad alimenaria recomendamos utilizar tablas diferentes para cada tipo de alimento. En el caso de que sólo dispongas de una, lo mejor es cortar las verduras primero, lavar la tabla y luego, trocear la carne o el pescado. Para limpiarla adecuadamente lo mejor es utilizar agua caliente y jabón.

 

-A la hora de descongelar:

 

Es importante saber que el crecimiento bacteriano se produce entre los 5 y los 60º grados Celsius. Dentro de este rango, suele estar la temperatura ambiente. Por lo tanto, es arriesgado descongelar la carne de esta forma.

La manera más segura es hacerlo en un baño de agua fría o en el frigorífico. Con la segunda opción te llevarás un poco más de tiempo así que si quieres consumirla rápido opta por la segunda forma.

 

-Cortar demasiado pronto:

 

La carne necesita un tiempo de reposos después del cocinado para que los jugos que migran hacia el centro se puedan distribuir de manera uniforme por toda la pieza. Por este motivo, es importante dejarla reposar. En el caso de que sea una pieza grande, sobre unos 20-30 minutos. Utiliza un envoltorio de papel de aluminio para que no se enfríe.

 

-En el frigorífico:

 

Es importante tener en cuenta que la carne puede gotear y así manchar otros alimentos, por lo tanto hay que colocarla en la parte inferior de la nevera.

La carne picada, sin importar de que animal venga, no puede pasar más de 24-48 horas en el frigorífico. Sin embargo la carne fileteada puede estar unos 3-4 días sin ponerse en mal estado. La mejor solución si no vas a cocinar la pieza es congelarla.

 

-Congelación:

 

El proceso de congelación de la carne debe de hacerse lo más rápido posible para evitar la formación de cristales de hielo. Un error típico es guardar el paquete entero en el congelador. Lo recomendable es cortar la carne en trozos uniformes y envolverlos en film transparente separando las raciones.

 

-Tablas de madera:

 

Algunos expertos de la cocina advierten que el uso de la tabla de madera puede ser peligroso. Esto es debido a que las bacterias de los alimentos se pueden quedar atrapadas en las ranuras de la misma.

Sin embargo, otros afirman que las superficies no porosas como la madera sirven bien para la carne cruda siempre que no esté agrietada y se limpie y desinfecte adecuadamente.

¡Esperamos que estos 6 consejos te hayan servido para mejorar la seguridad alimentaria en tu cocina y para mejorar como cociner@! Ante cualquier consulta de seguridad alimentaria o si necesitas algún servicio de profesionales del sector, en Unika te atenderemos encantados.

Todo lo que debes saber sobre la lactosa

Estudios de la comunidad científican han demostrado que la intolerancia a la lactosa ya existía hace unos 5.000 años. Lo que no había eran alternativas sin lactosa para estas personas. Hoy en día este fenómeno parece que es una moda, pero nada más lejos de la realidad. Como expertos en análisis de los alimentos, desde UnikaGM te contamos todo lo que debes saber sobre este componente de los alimentos tan famoso.

 

Tanto hablar de ella pero, ¿qué es la lactosa?, según la ADILAC (Asociación de Intolerantes a la Lactosa España) es un azúcar o disacárido que está presente en todas las leches de los mamíferos: vaca, cabra, oveja, y en la humana, y que también puede encontrarse en muchos alimentos preparados. Es el llamado azúcar de la leche, que está compuesto por glucosa y galactosa.

¿Para qué sirve?

Al estar formada por dos azúcares simples, el cuerpo la utiliza directamente como fuente de energía. También puede influir en la absorción del calcio y otros minerales sobre todo durante la etapa de la lactancia. La lactosa es la única fuente de galactosa, que desempeña varias funciones biológicas y participa en los procesos inmunitarios y neuronales.

Intolerancia

Al estar formada por dos azúcares, el organismo necesita dividirlos para poder absorberlos. La lactasa es una enzima que se produce en el intestino delgado y se encarga de esta división. En el momento en que hay un déficit de ésta, el organismo es incapaz de metabolizar correctamente la lactosa y pasa al intestino sin descomponerse y comienza a fermentar, produciendo ácidos y gases.

¿Moda?

En los últimos años el consumo de productos lácteos está descendiendo de forma continuada en favor de la leche y los alimentos sin lactosa. Gran parte de los consumidores de estos productos lo hacen sin tener ningún tipo de intolerancia ni reacción. Simplemente piensan que son más saludables y más fáciles de digerir, pero sin prescripción medica ni base científica.

Según ADILAC en el año 2018, el 30% de la población española era intolerante a la lactosa.  Pero los datos de consumo fueron comparativamente mayores. Con esto podemos concluir que muchas personas, la consumen porque piensan que es más saludable  o porque directamente se autodiagnostican como intolerantes.

La realidad

La realidad es que a la leche sin lactosa, no se le quita la lactosa. Lo que hace la industria es servirse del sistema natural de digestión de la lactosa. Emplean unas levaduras que producen enzima lactasa, es decir, producen leche con lactasa. Así las personas intolerantes pueden digerirla.

Al tratarse simplemente de leche a la que se le añade lactasa, este tipo de lácteo no es ni menos ligero, ya que es exactamente igual que la normal, ni más digestiva, sólo tiene este efecto en las personas que tienen intolerancia diagnosticada.

 

De esta información podemos sacar varias conclusiones, en primer lugar que la intolerancia a la lactosa tiene que estar diagnosticada por un médico; que los valores nutricionales de las dos leches son iguales; y que no es más digestiva para la gente que no padece la intolerancia.

 

Como expertos en análisis de los alimentos, desde UnikaGM queremos mantenerte informado sobre las tendencias en la alimentación y sus componentes. Para cualquier consulta sobre análisis alimentario, ¡contacta con nosotros!

Las 6 frutas y verduras que contienen más pesticidas

Las frutas y las verduras son alimentos sanos y muy necesarios en nuestra dieta, pero esto no quiere decir que estemos exentos de exponernos a algunos riesgos. El grupo activista EWG (Environmental Working Group) reliza cada año la lista “Dirty Dozen”, en español “los doce más sucios”. Como expertos en seguridad alimentaria, desde Unika queremos informarte sobre las frutas y verduras más “sucias”. ¡Sigue leyendo!.

Es importante aclarar que vamos a comentar sólo sobre los productos que más contaminados están por los pesticidas y pueden llegar a comprometer las seguridad alimentaria. Pero en ningún momento hablaremos sobre si superan o no los límites establecidos por la UE, ya que en la mayoría de los casos, estos productos no superan los límites de contaminación por pesticidas.

Verduras

-Espinacas: El color verde intenso tan característico que poseen las espinacas indican que contienen provitamina A y ácido fólico, importante para la formación del material genético. Son un súper alimento que cuenta con muchos nutrientes y con pocas calorías. A pesar de que esta verdura está tan bien dotada de nutrientes, es la segunda clasificada en este ranking de productos “sucios”. El 97% de las muestras de espinacas que fueron analizadas contenían pesticidas.

 

-Col rizada o kale :Esta verdura proviene de la familia de las crucíferas como el brócoli y la coliflor, es muy popular como vegetal detox, debido a su alto contenido en clorofila. Ha sido reconocido como un super alimento gracias a que tiene pocas calorías y es rica en fibra y vitaminas como la K, A y C. Pero hay que tener en consideración que está en el cuarto puesto de la lista de los alimentos más sucios. 

Frutas

-Fresas: Esta fruta tan sabrosa está compuesta principalmente por agua, y son conocidas por ser un potente antiinflamatorio natural y antioxidante. También contribuyen a la salud osea y una fuente importante de vitamina C.  Pero todo no es bueno, según este clasificación, la fresa es la fruta más sucia, una sola pieza contiene unos 22 residuos de pesticida.

 

-Nectarinas: Esta fruta tiene un sabor singular y diferente al resto, de ahí su nombre, que hace referencia al néctar y al dulzor especial que posee esta variedad. Su valor nutricional es muy parecido al del melocotón , tiene poder antioxidante y es muy digestiva. Según el estudio de EWG, un 94% de las muestras analizadas de esta fruta contenían residuos de dos o más pesticidas. Las nectarinas cultivadas convencionalmente contiene residuos de 15 plagicidas diferentes.

 

-Manzanas: Esta fruta tan importante en la mayoría de las dietas de todo el mundo, posee unas cualidades muy beneficiosas, como la de ser un gran alimento energético y la sensación de saciedad de provoca. Pero también está en la lista, el 90% de las manzanas convencionales analizadas tienen residuos de pesticidas.

 

-Uvas: Es el fruto de la vid, y es un alimento energético que contiene hidratos de carbono de rápida absorción. Es una fruta ideal para mejorar el estado de ánimo y reponerse del cansancio, y es un potente antioxidante.  Según el estudio de EWG más del 96% de las uvas convencionales contienen un promedio de 5 residuos de pesticidas.

 

Nuestra intención desde Únika, como expertos en análisis alimentario, es que tengáis la mayor información posible sobre los productos del día a día para saber cómo tratarlos y cómo consumirlos. En el caso de que necesites un análisis de los alimentos más detallado, contacta con nosotros.

 

quimico analisis productos limpieza

Análisis de agua potable

El agua es una de las bases de la vida tanto animal como vegetal, pero cuando se encuentra en estado natural posee una serie de de características que la convierte en tóxica para el consumo humano. En Unika somos expertos en el análisis de agua potable y te contamos cómo y por qué se hace.

Pero, ¿qué significa agua potable? que debe estar libre de microorganismos patógenos, de minerales y sustancias orgánicas que puedan producir efectos fisiológicos adversos. Debe ser apta para consumo humano, por lo que no puede estar turbia, tener color, olor o sabor desagradable. Es decir, potabilizar es hacer que el agua pueda ser ingerida o, en su caso, utilizada en el proceso de producción de alimentos en cualquier cantidad.

Una vez tenemos el agua en estado natural, que no es apta para el consumo, hay que convertirla en potable para el humano. Esta conversión se lleva a cabo mediante dos procesos:

Tratamiento global

Consiste en aplicar diferentes procesos físicos y químicos tales como: coagulación, según el cual se le añade al agua un elemento coagulante para que las partículas se unan y pueda darse un proceso de sedimentación; posteriormente se somete a un filtrado para eliminar las partículas sedimentadas; y, por último, se tamiza, para eliminar aquellos sedimentos cuyo tamaño les ha permitido llegar hasta ahí.

Tratamiento especial

Se trata de un proceso de desinfección que se hace a través de dos métodos:

  • Cloración, el cloro es un poderoso desinfectante pero aporta un sabor poco agradable al agua. Por lo que es más barato, pero altera las características del líquido.
  • Tratamiento con ozono, es un proceso más caro pero no influye en ningún aspecto del agua.

Una vez apta para el consumo, hay que llevar a cabo el proceso de depuración que se realiza mediante diferentes métodos:

Depuración natural

Este método trata de reproducir los procesos de autodepuración en balsas. Es un método con bajo coste y poco medios, apropiado para zonas con pocos recursos económicos.

Depuración tecnológica o dura.

Este método tiene lugar en las plantas depuradoras mediante procesos químicos, físicos y biológicos  para eliminar los contaminantes del agua.

En este tipo de depuración se puede encontrar: la línea del agua, que es el camino que recorre el agua desde su llegada a la instalación hasta su vertido final en el consumidor; eliminación de sedimentos , para eliminar la materia suspendida en el agua mediante la acción de la gravedad; y finalmente la depuración del agua, es el tratamiento final que hace que el agua sea apta para el consumo humano.

Como laboratorio experto en análisis y control de agua potable, desde Unika LAB te recomendamos que analices cualquier depósito o fuente de agua que tengas para evitar posibles intoxicaciones por agua no potable. Contamos con dos laboratorios equipados con la mejor tecnología y personal altamente cualificado para el análisis y ensayo. Contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso y evita problemas a tu empresa

Tipos de enfermedades alimentarias

Las enfermedades de transmisión alimentaria, más conocida como ETA, se refieren a toda aquellas afecciones o enfermedades provocadas por la ingesta de algún alimento contaminado.

No todas tienen el mismo patrón, funcionan igual o, lo más importante, se previenen igual. Desde Unika, expertos en análisis alimentarios, te contamos cuales son los tipos de enfermedades alimentarias. ¡No te lo pierdas!

Infeciosas

Los tipos de enfermedades alimentarias infeciosas se refieren a aquellas provocadas por algún organismo patógeno perjudicial para la salud del consumidor. Existirían de tres tipos:

  1. Microbianas: son aquellas cuyo contagio se produce por el ingreso de virus o bacterias en el organismo a través de la ingesta de alimentos. Suele manifestarse con trastornos en el funcionamiento normal del sistema gastrointestinal e inflamaciones en la zona. Aunque hay que tener en cuenta que el tratamiento sería diferente según la enfermedad alimentaria contraída. La salmonelosis, el botulismo o el E-coli son algunas de las enfermedades alimentarias pertenecientes a este tipo.
  2. Parasitarias: Están provocadas por parásitos presentes en alimentos crudos o mal cocinados. O por el contacto con algunos de estos. Por ejemplo, una carne bien cocinada pero cortada en una tabla donde previamente se ha cortado carne cruda puede provocar una trasferencia de la infección.
  3. Virales: la enfermedad es causada por algún virus presente en el alimento ingerido. Exiten muchísimas enfermedades víricas originadas por la ingestión de alimentos infectados. Una condición propia de este tipo de enfermedades alimentarias es que puede producirse un contagio de persona a persona. El rotavirus o el norovirus son algunas de las enfermedades más destacables de este tipo.

Intoxicación alimentaria química

Las intoxicaciones son las enfermedades causadas por agentes químicos presentes en los alimentos ingeridos. Pueden ser de origen artificial o, incluso, natural.

Los agentes químicos de origen artificial pueden ser incorporados al alimento en algún momento del proceso productivo. Y según su condición puede estar más integrado con él o menos. Ejemplos de este tipo de sustancias pueden ser los plaguicidas o pesticidas que se incorporan a los vegetales para prevenir que sean comidos por insectos u otros organismos. En principio, el correcto lavado de estos productos, eliminaría casi la totalidad de estas sustancias.

Los agentes químicos de origen natural se refieren a aquellos que el mismo organismo ha generado en su estado natural. Por ejemplo, algunos pescados tienen un porcentaje de mercurio, este, por tanto, tiene que ser controlado para que no llegue a provocar envenenamiento por mercurio.

Toxiinfecciones

Son causadas por toxinas segregadas por organismos patógenos durante el desarrollo en el consumidor. Puede encontrarse en cereales y granos que estén afectados por algún hongo que, al ser ingerido, produzca toxinas perjudiciales para el ser humano.

Para combatir esto, muchos países exigen un análisis toxicológico de ciertos productos importados. Y así, asegurar que los porcentajes de estos patógenos no exceden los límites seguros.

Hay que tener en cuenta que, sobre todo en los paises desarrollados, los sistemas de prevención y control garantizan un alto nivel de protección. Y que hay organismos competentes que se encargan de controlar la seguridad de los alimentos. En Unika, expertos en seguridad alimentaria, nos encargamos del análisis alimentario para que tu empresa no tenga que preocuparse por nada y se vea envuelta en problemas mayores que afecten a su funcionamiento normal. Contacta ya con nosotros.

Formación en seguridad alimentaria, ¿por qué es importante?

Como ya hemos mencionado varias veces, la importancia en seguridad alimentaria está en crecimiento constante. Cada vez más organismos, oficiales y no oficiales, organizaciones de consumidores o asociaciones de empresarios están exigiendo un mayor control en cuanto a este tema. Desde Unika, expertos tanto en seguridad, como en formación en seguridad alimentaria, te lo contamos.  ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

La seguridad alimentaria es un aspecto al que hay que prestar especial atención, ya que está estrechamente ligada a la salud del consumidor. Por el simple hecho de la ruptura en la cadena de frío, se puede producir un brote de ETA (enfermedades transmitidas por alimentos). Esto hace que la formación en seguridad alimentaria sea muy importante a la hora de ofrecer un producto inocuo o sano.

Y más importante aún es que todos y cada uno de los trabajadores de nuestra empresas sepan, al menos, las más básicas normas de control para garantizar la inocuidad alimentaria y, por tanto, la seguridad en temas de alimentación.

Conceptos clave

¿Qué es ETA? Según la OMS, un brote de ETA es definido como un incidente en el que dos o más personas presentan una enfermedad semejante después de la ingestión de un mismo alimento, y los análisis epidemiológicos apuntan al alimento como el origen de la enfermedad.

¿Qué es la inocuidad alimentaria? Según la ONU para la Alimentación y la Agricultura, es la ausencia, o niveles seguros y aceptables, de peligro en los alimentos que pueden dañar la salud de los consumidores.

La inocuidad de los alimentos tiene un papel fundamental para garantizar alimentos seguros en cada etapa de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la cosecha, el procesamiento, el almacenamiento, la distribución, hasta la preparación y el consumo. La formación en seguridad alimentaria es vital para poder asegurar la salubridad de los alimentos.

Lo importante

El marco legal de la Unión Europea, establece reglas claras en cuanto a la importancia de prevenir, eliminar y reducir el nivel de riesgos en la salud  en toda la cadena alimentaria, incluyendo certificaciones y acreditaciones relacionadas con la manipulación y producción de alimentos, implicando al mismo tiempo empresas y autoridades competentes.

Para controlar la seguridad de los alimentos, aparte de las certificaciones europeas, España cuenta  con las certificaciones ENAC ensayos para el análisis físico-químico y microbiológico de los alimentos,en Unika contamos con esta acreditación para el análisis de los alimentos y su certificación.

Desde Unika sabemos la importancia de controlar todo esto y, es por eso que ofrecemos cursos de formación en seguridad alimentaria  para los empleados que manipulan este tipo de productos; de esta forma se pueden evitar posibles problemas para la salud de los consumidores, reducir riesgos y asegurar la calidad de la empresa. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

 

Laboratorio alimentario

Claves para elegir un laboratorio de análisis alimentario

Para una empresa alimentaria, es de vital importancia contar con un laboratorio de calidad que analice exhaustivamente sus productos para evitar cualquier fallo. Por ello desde Unika, como expertos en seguridad alimentaria, vamos a darte unas claves para elegir adecuadamente el laboratorio de análisis alimentario que necesitas.  

Antes de tomar la decisión, deberías tener en cuenta una serie de aspectos para elegir bien el laboratorio de análisis alimentario con el que debes contar en tu empresa. ¡Sigue leyendo este blog para saberlo todo!

  1. Un laboratorio de calidad

Para una tarea de tanta responsabilidad, en la que está en juego la salud de los consumidores, se debe confiar en un laboratorio con amplia experiencia en el sector. Pues el análisis de alimentos es algo delicado que sólo profesionales cualificados para ello deben hacer.

Un laboratorio como el nuestro, que debe ofrecer servicios personalizados al cliente, de total transparencia, equipados con la última tecnología y técnicas de análisis alimentario.

  1. Que tengan en cuenta la inocuidad

Algo que es imprescindible en cualquier laboratorio de análisis alimentario, es la inocuidad. Esto es garantía de que un alimento es apto cuando se prepara o ingiere y no causa ningún daño a quien lo consume.

Es la base de cualquier laboratorio de este tipo, en el que se realicen todas las pruebas y análisis necesarios para asegurarnos de ello. Además de por la salud de los consumidores, también por la tranquilidad de tu empresa, debemos elegir bien el laboratorio que se encargará del análisis de alimentos.

  1. Con conocimiento de la normativa de seguridad alimentaria

En cada país, contamos con unas normas diferentes de seguridad alimentaria para las empresas. En España, la principal responsabilidad la tiene el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Concretamente lo regula Aecosan, la agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición.

Es responsabilidad de cada laboratorio tener conocimiento y aplicar todas las normas para cumplir rigurosamente la legislación de seguridad alimentaria.

Sabemos de un laboratorio que cumple todos los requisitos: Unika. Como expertos en seguridad alimentaria, nos aseguramos de que cumplimos con todos los requisitos que necesita tu empresa para poner tus productos a punto para el consumo. ¡Contáctanos!