Laboratorio alimentario

Claves para elegir un laboratorio de análisis alimentario

Para una empresa alimentaria, es de vital importancia contar con un laboratorio de calidad que analice exhaustivamente sus productos para evitar cualquier fallo. Por ello desde Unika, como expertos en seguridad alimentaria, vamos a darte unas claves para elegir adecuadamente el laboratorio de análisis alimentario que necesitas.  

Antes de tomar la decisión, deberías tener en cuenta una serie de aspectos para elegir bien el laboratorio de análisis alimentario con el que debes contar en tu empresa. ¡Sigue leyendo este blog para saberlo todo!

  1. Un laboratorio de calidad

Para una tarea de tanta responsabilidad, en la que está en juego la salud de los consumidores, se debe confiar en un laboratorio con amplia experiencia en el sector. Pues el análisis de alimentos es algo delicado que sólo profesionales cualificados para ello deben hacer.

Un laboratorio como el nuestro, que debe ofrecer servicios personalizados al cliente, de total transparencia, equipados con la última tecnología y técnicas de análisis alimentario.

  1. Que tengan en cuenta la inocuidad

Algo que es imprescindible en cualquier laboratorio de análisis alimentario, es la inocuidad. Esto es garantía de que un alimento es apto cuando se prepara o ingiere y no causa ningún daño a quien lo consume.

Es la base de cualquier laboratorio de este tipo, en el que se realicen todas las pruebas y análisis necesarios para asegurarnos de ello. Además de por la salud de los consumidores, también por la tranquilidad de tu empresa, debemos elegir bien el laboratorio que se encargará del análisis de alimentos.

  1. Con conocimiento de la normativa de seguridad alimentaria

En cada país, contamos con unas normas diferentes de seguridad alimentaria para las empresas. En España, la principal responsabilidad la tiene el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Concretamente lo regula Aecosan, la agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición.

Es responsabilidad de cada laboratorio tener conocimiento y aplicar todas las normas para cumplir rigurosamente la legislación de seguridad alimentaria.

Sabemos de un laboratorio que cumple todos los requisitos: Unika. Como expertos en seguridad alimentaria, nos aseguramos de que cumplimos con todos los requisitos que necesita tu empresa para poner tus productos a punto para el consumo. ¡Contáctanos!

Claves para aplicar la inocuidad alimentaria

Adentrándonos en el mundo de la industria alimentaria y su seguridad, nos encontramos con un concepto que es necesario comprender, y que toda empresa alimentaria debería aplicar; hablamos de la inocuidad.

Desde Unika, como expertos en seguridad alimentaria, vamos a contarte todo lo que conocemos sobre la inocuidad alimentaria y sus claves para aplicarla en tu empresa alimentaria.

Sigue leyendo este blog para saber todo lo que necesitas.

Qué es la inocuidad alimentaria

Es la garantía o seguridad de que un alimento es apto cuando se prepara o ingiere y no causará ningún tipo de daño al consumidor. Es un aspecto imprescindible a tener en cuenta en cualquier empresa alimenticia, una característica que le da calidad a los alimentos, junto con las nutricionales, organolépticas y comerciales.

Cómo aplicamos la inocuidad alimentaria

Como hemos indicado , la inocuidad es un aspecto muy importante que no debemos pasar por alto en los alimentos que comerciamos. Para conservarla durante el proceso productivo, la mejor forma es someter a técnicas y medidas de control a todos los productos alimentarios en los que queremos conservar su inocuidad.

Para ello la principal clave es contar con un laboratorio especializado en análisis de alimentos, como es Unika. Así evitaremos la toxicidad en alimentos e infecciones en los consumidores, además de asegurar la tranquilidad de tu empresa. Esta es una gran responsabilidad que no debemos dejar en manos de cualquiera. Pues nos jugamos la salud de muchas personas, además de la reputación de tu propia empresa.

El principal objetivo de nuestros laboratorios es conservar la seguridad alimentaria para todos los consumidores, asi que, ¿qué mejor que confiar en nosotros para asegurar la inocuidad de tus alimentos?

Además de en las empresas, también podemos aplicar la inocuidad en nuestra vida diaria. La OMS nos da unos sencillos consejos a seguir que nos pueden venir genial para conservar adecuadamente los alimentos, y así evitar infecciones y enfermedades. Los podemos resumir en 5 claves:

  • Mantener la limpieza
  • Separar los alimentos crudos de los cocinados
  • Mantener los alimentos a temperaturas seguras, la que requiera cada uno
  • Usar agua y materias primas que sean seguras

 

Desde Unika, apoyamos estas medidas de la OMS, y trabajamos por preservar la inocuidad de los productos que llegan hasta el consumidor. La seguridad alimentaria nos importa, ¿y a ti?

 

supermercado seguridad alimentaria

Seguridad alimentaria en España

La seguridad alimentaria, es un ámbito que es necesario conocer para saber cómo y qué compramos. Es importante facilitar en la medida de lo posible, al público la información sobre los alimentos que consumimos.

En Unika, como expertos en seguridad alimentaria, queremos adentrarnos más en el tema y darte todos los detalles necesarios sobre la seguridad de los productos alimentarios, su normativa, sus límites, entre otros muchos aspectos. ¡Quédate con nosotros y sigue para conocerlo todo!

 

  1. Quién lo regula

A nivel nacional, la seguridad alimentaria debe estar regulada por una serie de normativas, y de esto se encargará el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En concreto, la principal responsable de regular la seguridad alimentaria en España es Aecosan, la agencia española de consumo, seguridad alimentario y nutrición.

Según ellos mismos: ‘‘Controlamos el mercado de productos alimentarios para asegurar el cumplimiento con la legislación vigente. Gestionamos y evaluamos los riesgos para proteger la salud de la población y alertamos en caso de ser necesario.’’

 

  1. Legislación

En la misma web del Ministerio de Sanidad, podemos consultar toda la legislación entorno a seguridad alimentaria. Leyes muy detallas por sectores, productos, para que no haya vacíos legales pues nos jugamos la salud de muchas personas.

Estas leyes vienen impuestas desde la Unión Europea, y también a nivel nacional con anotaciones de la Comisión AECOSAN.

 

  1. Red de Alerta Alimentaria

La gestión de la alerta alimentaria a nivel nacional se realiza a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). Es un sistema en forma de red, que permite mantener en constante vigilancia si surge algún riesgo o incidencia relacionado con la seguridad alimentaria, que pueda afectar a la salud de los consumidores.

La rápida localización de productos implicados en problemas así, es fundamental para evitar futuras contaminaciones y riesgos que puedan hacer enfermar a la población.

Con estas herramientas, y muchas más de las que podemos informarnos en la web del Ministerio, tratamos de controlar un tema tan delicado que afecta directamente a la salud de los consumidores. Por ello, desde Unika, como expertos en seguridad alimentaria, ayudamos a que todo esto se cumpla, evitando así futuros problemas que afecten a la población.

Outsourcing, ¿qué es?

Hoy en día el término Outsourcing se escucha en más de una ocasión. Cada vez más se menciona y cada vez más empresas lo están aplicando. Pero, ¿sabes a qué se refiere? Desde Unika, líderes en outsourcing te lo contamos.

El término outsourcing hace referencia a aquella práctica empresarial por la cual, una empresa contrata (o subcontrata) una serie de servicios profesionales a una tercera empresa que está especializada en esos servicios. Es decir, el outsourcing consiste en subcontratar a una empresa especializada en ciertos sectores o servicios.

Origen

Es una práctica que no es nueva, esto es, lleva varios años aplicándose en países como EE.UU. y estaba centrada en una serie de sectores como Recursos Humanos o de la Informática. No obstante, la especialización empresarial está llevando a que las industrias adquieran y se destaquen en una serie de puntos fuertes.

Es una práctica cada vez más usada porque es la forma óptima de dar solución a las necesidades más concretas de nuestros públicos.

Beneficios del outsourcing

El outsourcing puede aportar un gran número de beneficios a nuestra empresa:

Nos permite enfocarnos en las actividades que forman el centro de nuestra actividad. Es decir, dedicarnos estratégicamente a aquello a lo que de verdad nos dedicamos.

Es un apoyo cuando hay que aumentar los servicios prestados pues no hace falta ampliar el tamaño de la empresa ni encontrar a nuevos especialistas en los servicios de ampliación.

El outsourcing también facilita el acceso de contratación de expertos, en la especialización que necesites, con mayor rapidez y sin complicaciones.

Aunque de primeras en todas las empresas no es fácil implantar, pues supone una inversión de tiempo y dinero, hay que valorar las necesidades de cada negocio. Si vemos que puede suponer una mejora, a un medio o largo plazo podemos empezar a obtener beneficios y un considerable ahorro.

En definitiva, podemos decir que esto mejorará nuestra competitividad en el mercado, además de ofrecer mayor oportunidades de éxito. Por eso en Unika, como líderes en outsourcing te recomendamos que comiences a llevarlo a cabo. ¡Contáctanos y no te arrepentirás!

Inocuidad Alimentaria, ¿qué es?

En muchas ocasiones, cuando hablamos sobre análisis de alimentos, la seguridad de los productos de consumo o calidad en cuanto al sector de los alimentos hemos hablado de la inocuidad alimentaria. Pero, exactamente ¿qué es? Sigue leyendo que te lo contamos.

Cuando hablamos de inocuidad alimentaria nos referimos a todos los procesos y prácticas que aseguran que un alimento cumplirá con todos los requisitos de calidad con el fin de prevenir cualquier tipo de contaminación y transmisión de enfermedades por la ingesta de alimentos.

Es la garantía de que un producto no causará daño al consumidor cuando se ingiera Y pertenece a otro de los grupos claves a cumplir en relación a la calidad de los alimentos, a parte de otros que ya hemos visto.

Si un alimento se contamina con algún agente patógeno y alcanza niveles inadmisibles acarrea riesgos importantes para la salud del consumidor. Que, a parte del coste humano, puede conllevar grandes costes económicos.

La inocuidad alimentaria es una gran responsabilidad en la industria. Y cada vez está alcanzando mayor relevancia. Es por eso que los programas de control de la inocuidad alimentaria están ganando más importancia para las empresas. Que se preocupan más de su implementación y de su certificación.

Cada vez más, la industria se está enfrentando al desafío de cumplir con todos los requisitos legales y humanos que están surgiendo en los últimos tiempos en cuanto a seguridad alimentaria. Muchas de ellas dedican una gran cantidad de esfuerzos a generar productos que cumplan con todos los requisitos de calidad.

Así, están surgiendo nuevas técnicas y medidas de regulación que se aplican durante todas las etapas del proceso productivo para conseguir la total inocuidad alimentaria de los productos.

Importancia de la inocuidad alimentaria

ya lo hemos mencionado previamente, pero es necesario detenerse y analizar realmente la importancia de la inocuidad alimentaria. Ya que una mala praxis en este sentido puede suponer el final de la actividad empresarial o, lo que es peor, la muerte de una persona.

Los organismos y autoridades reguladoras cada vez están mostrando más interés en proteger y promover la salud de los consumidores y, para ello, ejercen una gran presión para que se cumplan todos los requisitos de calidad y de inocuidad alimentaria.

Es debido a Inocuidad Alimentaria, ¿qué es?.

Ya hemos visto lo que es la inocuidad alimentaria y su importancia hoy en día y que cada vez es mayor. No juegues con la actividad de tu empresa y contacta con nosotros, en Unika GM somos expertos en inocuidad alimentaria y podemos resolver tus necesidades.

Control de calidad de alimentos, ¿cómo se hace?

En los últimos tiempos, una de las industrias que más está creciendo es aquella dedicada al control de calidad de los alimentos. Tanto es así que cualquier producto alimenticio y  su correcta producción dependerá de este control para cumplir, al menos, con los estándares mínimos de calidad que obliga la ley.

Por tanto, un control de calidad de alimentos es un proceso que sirve de criba entre alimentos aptos para consumo humano y no aptos. De este dependerá la comida que se consume. Te contamos cómo se lleva a cabo, sigue leyendo, no te lo pierdas.

Es una actividad reguladora de obligado cumplimiento, y su fin es proteger al consumidor y garantizar que se cumpla a la perfección con los requisitos mínimos de calidad y de inocuidad alimentaria.

Niveles de Actuación del control de calidad de alimentos

La correcta aplicación del control de calidad de alimentos pasa por tres niveles de actuación, esto es, existen tres niveles en los que aplicarse, teniendo cada uno sus puntos fuertes y débiles:

  1. Primer nivel de calidad:

Se basa en el control de la calidad del producto en todos sus niveles. desde un control en las materias primas hasta un control de calidad del producto terminado, pasando por un control del proceso de producción.

El principal problema de la aplicación de este control es que los posibles defectos son descubiertos demasiado tarde y cuando la corrección de los mismos supondría un grave perjuicio.

Con este método se alcanza el cumplimiento de la legalidad vigente.

  1. Segundo nivel de calidad:

a aplicación del aseguramiento de la calidad viene por medio de un sistema que se basa en la prevención. A partir de evaluaciones continuas se proporciona una seguridad a todo el proceso para poder controlar la calidad y reducir los errores a niveles aceptables.

Se garantiza una elevada probabilidad de éxito frente a los datos obtenidos.

  1. Tercer nivel de calidad:

La gestión de la calidad atañe a todos los aspectos de la empresa, esto es, el control de calidad de los alimentos no se aplica solo al producto final, sino también a todas las actividades de la empresa e implica que todos los trabajadores estén involucradas en ello.

Normalmente la gestión de la calidad de basa en las normas internacionales ISO 9000

Beneficios y obligaciones

Ya hemos visto tres niveles de aplicación del control de calidad de los alimentos. Y según el que apliquemos tendremos unas serie de beneficios y de obligaciones. Así, por ejemplo, el tercero requiere un mayor nivel de participación y de implicación frente al primero. Sin embargo, este último nivel nos ayudará en cuanto a imagen de marca nos referimos, además de que ayuda en la reducción de costes.

Si tienes una empresa de alimentación y estás pensando en llevar a cabo un buen control de calidad de alimentos, no lo dudes, en Unika somos expertos en seguridad alimentaria en controles de calidad. Contacta con nosotros y tendrás la mejor solución a tu alcance.

gluten-proteinas-trigo-unika

Qué es el APPCC

El APPCC, Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos, es un sistema preventivo creado y constituido para garantizar la inocuidad alimentaria. Este proceso permite evaluar los peligros y establecer sistemas de control centrados en la prevención. Las bases del APPCC  son siete principios, desde Unika, expertos en análisis de alimentos, te los contamos.

Ya os hemos hablado previamente de lo que es el análisis de peligros y puntos de control críticos. Hoy, vamos a profundizar un poco en su aplicación. ¡Sigue leyendo y no te lo pierdas!

Principio 1: Análisis de peligros

Se puede realizar un flujograma para el producto y, así, analizar todos los posibles peligros que puedan darse en cada etapa del proceso, y la posible medida preventiva.

Hay que tener en cuenta que solo habrán de estudiarse los riesgos que comprometan la seguridad del consumidor, y nunca los que afecten a la calidad del producto.

Principio 2: Identificar los puntos críticos de control

Una vez conocidos todos los potenciales riesgos se determinarán los puntos en los que se realizarán controles para alcanzar la seguridad del producto. Esto es, identificar los puntos críticos de control.

Hay varios métodos principales para determinar los PCC, pero lo primero que debe hacerse es establecer qué peligros, de los que hemos detectado, son significantes. Bien se puede medir mediante el Índice de Criticidad o bien, mediante un árbol de decisión.

Principio 3: Establecer los límites críticos

Una vez determinados los PCC, debemos establecer los límites críticos de las medidas de control para cada uno de ellos. Esto eso, las variables que marcarán lo que es seguro y lo que no. De tal forma que, cuando un valor aparezca fuera de esos parámetros, pueda resultar peligroso para el consumidor.

Principio 4: Establecer un sistema de vigilancia del control de los PCC

Otro principio pasa por determinar qué acciones se van a realizar para saber que el proceso sigue realizándose bajo las condiciones fijadas. Estas acciones se realizarán para cada PCC de forma periódica.

Principio 5:  Establecer las medidas correctivas para cada uno de los puntos de control crítico establecidos

Estas medidas, determinadas para cada uno de los PCC, habrán de adoptarse cuando la vigilancia indique que un determinado punto crítico no está controlado.

Principio 6: Establecer un sistema de verificación que compruebe el funcionamiento eficaz del APPCC

Hay que tener en cuenta que el sistema funcionará eficazmente si consigue reducir todos los peligros significativos para el consumidor.

Principio 7: Establecer un sistema de documentación que recoja los procedimientos y los registros apropiados

Este sistema de documentación es relativo a cada procedimiento y registro para su aplicación.

Ya hemos visto los principios en los que se basa el Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos, pero muchos tendréis la duda de para quién está dirigido este proceso. La respuesta es para todos los sectores y actores de la cadena alimenticia. Es decir, que el APPCC va dirigido tanto para el productor primario como para el consumidor final. Ya que, la seguridad alimentaria se ha convertido en una de las máximas para el consumidor.

El correcto etiquetado puede salvar vidas

Hace unos días leímos que el Reino Unido iba a llevar a los tribunales el etiquetado de los productos de consumo alimenticio. Esto está promovido a causa del fallecimiento de una joven de 15 años que murió debido a una alergia alimentaria al sésamo. Al consumir un bocadillo de una conocida cadena de restauración francesa ingirió este producto. En el etiquetado no advertía de posibles productos alérgenos.

La importancia de los etiquetados

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de casos, o en casi todos, el etiquetado es el medio de comunicación entre productores y consumidores. Siendo esa etiqueta el “documento” que aporta toda la información que, a priori, el comprador necesita saber.

Es en esta etiqueta donde se muestran los ingredientes, la información nutricional, información de contacto, consejos o, incluso, advertencias… Se recoge toda la información que tanto el productor quiere decir, como el consumidor quiere saber.

En la necesidad de incluir esa información radica la importancia del correcto etiquetado.

Avanzando poco a poco

Si hoy cogemos cualquier alimento envasado y miramos la etiqueta somos capaces de ver claramente toda la información.

No obstante, esto no siempre ha sido así. Es en 2011 cuando la Unión Europea establece una cierta uniformidad para los etiquetados, con la aprobación de una ley y que aplicándose de forma gradual y paulatina hasta la total obligación de mostrar exactamente esa información, en diciembre de 2016.

De esta forma se intenta garantizar que los alimentos sean más seguros para los consumidores y que estos, al estar más informados, tomen mejores decisiones sobre los productos que consumen, qué los compone, y otras cuestiones que pueden interesarles.

Entre las diferentes medidas que se adoptaron algunas fueron:

  • La Mejora de la legibilidad de la información de la etiqueta, de tal forma que, pudiera leerse en cualquier envase.
  • Obligatoriedad de informar sobre el origen de diferentes productos como la carne fresca, la miel, las frutas y las hortalizas.
  • La uniformidad en cuanto a la información nutricional. Referido a que ponga los mismos datos en todos los productos, y que, además, incluyan las cantidades cada 100g o 100ml (según el producto). De esta forma, se facilita la comparación entre diferentes productos y diferentes tamaños.
  • La presentación destacada de los alérgenos más importantes, como la leche, los huevos, la soja o el gluten. Por ejemplo, con negritas, de tal forma que se vean clara y rápidamente entre toda la lista de ingredientes.

Estos son algunos de los elementos que debe aparecer en las etiquetas de los productos. No obstante, no son los únicos. Y, por desgracia, no todos los productores conocen exactamente qué deben mostrar. Lo que puede ser perjudicial tanto para ellos, como para los consumidores de sus productos.

Si necesitas más información sobre el etiquetado, o sobre aspectos relacionados con el análisis de los alimentos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Unika GM somos expertos en análisis alimentarios y podemos asesorarte para resolver todos tus necesidades .

ensaladas de bolsa

¿Son peligrosas las ensaladas de bolsa?

Las ensaladas de bolsa son la opción más cómoda y rápida de tomar ensalada, pero ¿son igual de sanas?. ¿Y si te dijeramos que las verduras son una de las principales fuentes de intoxicación alimentaria?

Estudios demuestras que, actualmente, una cuarta parte de intoxicaciones alimentarias se producen por la ingesta de verduras, frutas o legumbres. Por lo que, automáticamente salta la alerta en cuanto a ensaladas ya preparadas, en bolsas, se refiere, pues se registran unos altos índices de intoxicación. Pero la pregunta no es si serían igual de sanas que las ensaladas frescas, sino si podría llegar a ser, incluso peligroso consumirlas.

Un estudio de la Universidad de Leicester, Reino Unido, publicó un artículo donde se recogía que las ensaladas embolsadas eran una fuente de contagio de salmonela.

Pero, ¿realmente son peligrosas las ensaladas en bolsa?

Aunque existan estudios que aportan estos datos, hay que tener en cuenta siempre que estos alimentos envasados están sometidos a regularizaciones estrictas, siguiendo procesos de higienización y serios controles, desde su recolección hasta la llegada al supermercado, a veces más que los productos frescos.

Es por ello que algunos nutricionistas ponen en duda que exista un peligro real. En Unika, consideramos que si el proceso de higienización es el correcto, el consumidor conserva de forma adecuada el producto y tiene en cuenta la fecha de caducidad no hay ningún problema en consumir ensaladas de bolsa. Es decir, si se siguen todos los procesos necesarios el consumo de este tipo de productos no debería ser peligroso.

Las ensaladas en bolsa mantienen casi la misma cantidad de nutrientes que las frescas, por lo que, a priori, son igual de sanas. Incluso, en algunos aspectos y casos concretos, se podría decir que facilitan el consumo de verduras a personas que, de otro modo, no consumirían. Hay quien dice que es mejor consumirlas envasadas que no consumirlas.

El verdadero problema de las bolsas

El problema de las ensaladas embolsadas viene cuando se abren. Ya que, una vez abierta, el producto debería consumirse en poco tiempo, normalmente indicado en el envase. Esto es porque, cuanto más tiempo pasa abierta la bolsa, más expuesta está a las bacterias.

Y, aunque la nevera favorece la conservación de productos abiertos, no es un cerrojo, por lo que, lo más recomendable es controlar las fechas que se indican en todos los envases, de consumo preferente, de caducidad, incluso de envasado, etc.

La clave, es tener programas de Seguridad Alimentaria que reduzcan la posible contaminación. En el caso que hoy hemos tratado, el de las ensaladas cortadas, lavadas y envasadas en origen son de particular importancia: la calidad del agua de riego, los abonos, y el lavado de manos de los manipuladores de alimentos.

En Unika, somos expertos en Seguridad Alimentaria,  garantizamos la seguridad de los alimentos y sus procesos de producción. Por eso te invitamos a contactar para recibir orientación personalizada

 

intoxicación alimentaria

10 claves para evitar y prevenir una intoxicación alimentaria

Todos los alimentos frescos son susceptibles de estar contaminados. La intoxicación alimentaria ocurre cuando una persona ingiere alimentos que contienen estas bacterias provocándole malestar de diversa índole.

La gravedad de la intoxicación depende del tipo de alimento que lo causa, de la cantidad consumida y de la propia persona. Algunos de los síntomas que pueden aparecer son dolor de estómago, fatiga, diarrea, calambres abdominales, etc.

Los síntomas más graves son más frecuentes en mujeres embarazadas, niños y ancianos que son los que tienen un sistema inmunológico más débil.

Hay que permanecer atentos porque las altas temperaturas crean un entorno óptimo para que las bacterias se reproduzcan y si experimenta alguno de estos síntomas, puede que lo haya ocasionado el consumo de un alimento contaminado.

En Unika, que somos expertos en seguridad alimentaria, queremos darte las claves para evitar y prevenir una intoxicación alimentaria. 

1.Consumir alimentos tratados de forma correcta, evitar el consumo de leche cruda y asegurarse de que carne y pescado se han mantenido a temperaturas de refrigeración o congelación adecuadas.

En el caso de alimentos de consumo crudo como las ensaladas, utilizar otros sistemas de higiene, como unas gotas de desinfectante de uso alimentario en un recipiente con agua y un posterior aclarado.

2. Atención a los paños y estropajos de cocina. El trapo de tela típico en nuestras cocinas puede ser un excelente vehículo para la contaminación cruzada; es mejor utilizar papel de cocina. En cuanto a la bayeta, hay que lavarla bien después de utilizarla.

Los estropajos hay que cambiarlos a menudo pues son un hábitat ideal para los gérmenes: allí encuentran humedad, calor y restos de comida.

3. Mantener limpios los utensilios de cocina. Mejor tener más de una tabla para cortar alimentos. Hay que limpiarlas y desinfectarlas después de preparar cada alimento. Una opción recomendada es agregar bicarbonato de sodio y frotar con una bayeta impregnada en jugo de limón y luego se enjuaga bien.

Esta práctica puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza puesto que las tablas son un importante foco de bacterias.

4. Evitar los huevos crudos. Este alimento está relacionado con una importante parte de intoxicaciones alimentarias, sobre todo ocasionadas por Salmonella. Si ocurre, los síntomas no suelen durar más de 7 días, pero en casos puntuales puede llegar a ser grave.

Por ello es fundamental evitar el consumo de este alimento crudo, así como extremar las precauciones en preparaciones como mayonesas u otras salsas que contengan huevo.

5. Conservas dañadas: si la lata está abultada o golpeada, quizá contenga la bacteria Clostridium botulinum. Deséchala porque cuando las latas de conservas presentan golpes cabe la posibilidad de que el recubrimiento quede expuesto al oxido y dependiendo del tiempo en que se consuma se corre el riesgo de adquirir botulismo, que, de no tratarse a tiempo, puede ser mortal.

6. Cocinar los alimentos al menos a 70º C.  A esta temperatura mueren la mayoría de los microorganismos por lo que debemos asegurarnos de que los alimentos no quedan crudos en el interior, sobre todo los filetes muy gruesos, el huevo y el pescado.

Recuerda freír, hornear o hervir cualquier alimento por encima de los 70º para reducir riesgos. Sigue esta regla, sobre todo, con las carnes. Piensa que mantener esa temperatura al menos durante 10 minutos consigue destruir muchas de las bacterias que pudiese haber en un alimento fresco. Y siempre que el alimento lo permita, cocínalo a 80º o a 100º para asegurarte de que acabas con ellas y no hay riesgos.

7. No vuelvas a congelar alimentos que ya has descongelado. Eso aumenta su riesgo de contaminación.

8. Separar alimentos crudos de los cocinados. La contaminación cruzada es una de las formas más fáciles de propagar bacterias entre alimentos. Intenta realizar por separado los alimentos crudos de los cocinados.

9. ¡Cuidado con las sobras! Si hemos guardado sobras de platos calientes, las calentaremos al máximo antes de volver a consumirlas.Hay alimentos de los que no podemos guardar las sobras, como las salsas, mayonesas, o productos con huevo. Deben ser consumidos inmediatamente. Pero hay otros alimentos que podemos cocinar con antelación o guardar algunas sobras, siempre que respetemos las normas de conservación.

10. Limpieza en todo momento. Todos nuestros consejos y recomendaciones no valdrían para nada si no se guarda una higiene a la hora de manipular los alimentos. Se debe mantener la limpieza en la cocina y en nosotros mismos, nuestras manos deben limpiarse en cada momento para no esparcir las bacterias.

En Unika garantizamos la seguridad de los alimentos y sus procesos de producción. Por eso te invitamos a contactar para recibir orientación personalizada y consejos sobre la prevención de la intoxicación alimentaria.