vida util

Estudios de vida útil en alimentos para garantizar la seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria es básica en empresas de alimentación, y determinar la vida útil de un alimento es clave para garantizarla. Además, es un factor que afecta a cuestiones importantes como el volumen de ventas de una empresa o sus costes logísticos. Por eso hoy desde Unika, expertos en análisis de alimentos, te contamos un poco más sobre el estudio de vida útil. 

Estos estudios de vida útil son fundamentales para fabricantes y consumidores. Por una parte, permite al fabricante cumplir la normativa, mejorar su eficiencia interna y sacar ventaja a sus competidores. Por otra parte, asegura al consumidor que está comprando productos de calidad certificada. 

 

¿Qué es la vida útil de un alimento?

Se trata del tiempo que pasa antes de que el fabricante pueda garantizar la seguridad alimentaria y calidad óptima de un producto concreto apto para su consumo. Durante este tiempo, el alimento mantiene las características organolépticas y nutricionales por encima de los límites de calidad establecidos. 

El objetivo principal del estudio es determinar ese tiempo en el que un producto permanecerá sin sufrir algún cambio significativo. Esto no significa que, tras superar la fecha límite, el alimento pasa a ser automáticamente inseguro, si no que la empresa no puede garantizarlo.  

 

¿Qué factores afectan en la vida útil?

Los factores que afectan a la vida útil de un alimento pueden ser internos o externos. Desde las propiedades y composición del propio alimento hasta los procesos externos que se ve sometido. Además, también tienen que ver el formato y envase en el que se comercializa, y las condiciones de almacenamiento en todas las etapas. 

Dentro de los factores intrínsecos encontramos: actividad acuosa, PH o acidez total, microflora natural, disponibilidad de oxígenos o química del producto. Los factores extrínsecos los que afectan a los anteriores. Producen modificaciones debido a la temperatura, humedad relativa o incidencia de la luz. 

Además, hay otros factores llamados barreras que se usan de manera artificial con el objetivo de alargar la vida útil de los alimentos. Estos serían los procesos y tecnologías de envasado, la alteración del PH o la inclusión de conservantes y aditivos.

analisis laboratorio

Estudios de vida útil en laboratorios

Los estudios de vida útil cada vez son más precisos, ya que permiten someter a los alimentos a multitud de condiciones externas. Además, son imprescindibles para cumplir la normativa vigente referente al etiquetado de productos alimenticios. En el Reglamento (UE) 1169/2011 se obliga la inclusión de la información sobre la vida útil en el etiquetado.

Se establece el tiempo que trascurre desde su elaboración hasta su deterioro con 2 herramientas. La fecha de consumo preferente es el momento a partir del cual las propiedades organolépticas del producto comienzan a modificarse. Por su parte, la fecha de caducidad indica el momento a partir del cual un producto no es apto para su consumo. 

Las diferentes metodologías usadas van a depender del tipo de producto. Estro es debido a que no todos los alimentos están sometidos a los mismos factores ni en la misma medida. Los estudios más comunes son:

  • Estudios de durabilidad en tiempo real. Analizan productos  perecederos que tienen una vida útil inferior a 6 meses. 
  • Estudios de durabilidad acelerados. Analizan productos no perecederos que tienen una vida útil superior a 6 meses. 

 

Los estudios de vida útil para preservar la seguridad alimentaria son imprescindibles en todo tipo de empresas de alimentación. Cuenta siempre con los mejores profesionales en análisis de laboratorio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *