Todo lo que debes saber sobre la lactosa

Estudios de la comunidad científican han demostrado que la intolerancia a la lactosa ya existía hace unos 5.000 años. Lo que no había eran alternativas sin lactosa para estas personas. Hoy en día este fenómeno parece que es una moda, pero nada más lejos de la realidad. Como expertos en análisis de los alimentos, desde UnikaGM te contamos todo lo que debes saber sobre este componente de los alimentos tan famoso.

 

Tanto hablar de ella pero, ¿qué es la lactosa?, según la ADILAC (Asociación de Intolerantes a la Lactosa España) es un azúcar o disacárido que está presente en todas las leches de los mamíferos: vaca, cabra, oveja, y en la humana, y que también puede encontrarse en muchos alimentos preparados. Es el llamado azúcar de la leche, que está compuesto por glucosa y galactosa.

¿Para qué sirve?

Al estar formada por dos azúcares simples, el cuerpo la utiliza directamente como fuente de energía. También puede influir en la absorción del calcio y otros minerales sobre todo durante la etapa de la lactancia. La lactosa es la única fuente de galactosa, que desempeña varias funciones biológicas y participa en los procesos inmunitarios y neuronales.

Intolerancia

Al estar formada por dos azúcares, el organismo necesita dividirlos para poder absorberlos. La lactasa es una enzima que se produce en el intestino delgado y se encarga de esta división. En el momento en que hay un déficit de ésta, el organismo es incapaz de metabolizar correctamente la lactosa y pasa al intestino sin descomponerse y comienza a fermentar, produciendo ácidos y gases.

¿Moda?

En los últimos años el consumo de productos lácteos está descendiendo de forma continuada en favor de la leche y los alimentos sin lactosa. Gran parte de los consumidores de estos productos lo hacen sin tener ningún tipo de intolerancia ni reacción. Simplemente piensan que son más saludables y más fáciles de digerir, pero sin prescripción medica ni base científica.

Según ADILAC en el año 2018, el 30% de la población española era intolerante a la lactosa.  Pero los datos de consumo fueron comparativamente mayores. Con esto podemos concluir que muchas personas, la consumen porque piensan que es más saludable  o porque directamente se autodiagnostican como intolerantes.

La realidad

La realidad es que a la leche sin lactosa, no se le quita la lactosa. Lo que hace la industria es servirse del sistema natural de digestión de la lactosa. Emplean unas levaduras que producen enzima lactasa, es decir, producen leche con lactasa. Así las personas intolerantes pueden digerirla.

Al tratarse simplemente de leche a la que se le añade lactasa, este tipo de lácteo no es ni menos ligero, ya que es exactamente igual que la normal, ni más digestiva, sólo tiene este efecto en las personas que tienen intolerancia diagnosticada.

 

De esta información podemos sacar varias conclusiones, en primer lugar que la intolerancia a la lactosa tiene que estar diagnosticada por un médico; que los valores nutricionales de las dos leches son iguales; y que no es más digestiva para la gente que no padece la intolerancia.

 

Como expertos en análisis de los alimentos, desde UnikaGM queremos mantenerte informado sobre las tendencias en la alimentación y sus componentes. Para cualquier consulta sobre análisis alimentario, ¡contacta con nosotros!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *