plato jamon seguridad alimentaria

El jamón ibérico y su etiquetado

¿Cuál es la normativa del etiquetado del jamón ibérico? En Unika, como expertos en seguridad alimentaria y análisis de alimentos, vamos a hablarte de la normativa vigente para etiquetar el jamón.

Si quieres saber más información sobre cómo es el correcto etiquetado del jamón, ¡no te pierdas este blog!

En blogs anteriores hablábamos del etiquetado de las botellas de vino y en esta ocasión es el turno del jamón ibérico. Al igual que el vino, otro de los productos estrellas durante la Navidad es el jamón ibérico, por este motivo queremos que estés bien informado y que así tu seguridad esté garantizada.

¿Qué no puede faltar en la etiqueta de un jamón ibérico? El etiquetado de este es un poco peculiar, ya que debe llevar una etiqueta de color, normalmente en la pezuña, y es ese color el que marca las características de esa pata.

Existen cuatro colores (negro, rojo, verde y blanco) y cada uno de estos colores representa a un tipo determinado de cerdo ibérico. Este precinto de color tiene que ir acompañado de otros datos según la normativa existente, los cuales te presentamos a continuación. ¡Presta atención!

1. El precinto negro marca la diferencia

El precinto de color negro corresponde con los cerdos ibéricos 100% de bellota. Es decir, aquellos cerdos de raza ibérica que han sido criados con bellotas en la dehesa.

2. Rojo para los que no son puros

El precinto rojo está pensado para los cerdos que han sido alimentados con bellotas, pero que no son de raza ibérica pura. Es decir, aquellos cerdos que son ibéricos entre un 75% y un 50%.

corte jamon seguridad alimentaria

3. Verde, en el campo pero con piensos

Este color es para los cerdos de cebo de campo ibérico. Es decir, es para los cerdos que han sido criados en la dehesa pero con piensos y hierba, no con bellota como es el caso de los que tienen el precinto negro.

4. El blanco para los de cebaderos

Por último, el color blanco indica que el cerdo ha sido criado en un cebadero, es decir, no ha pisado el campo ni la dehesa y ha sido alimentado solo con pienso. La calidad de la carne de estos es inferior a la de los anteriores.

En Unika, como expertos en seguridad alimentaria, te informamos de que junto con el precinto tiene que tener una etiqueta en la que aparezca información sobre tres aspectos fundamentales: designación del producto, designación por la alimentación y por tipo racial.

La designación implica anotar en la etiqueta si es una paleta, un jamón, etc. También, tiene que aparecer la alimentación que se ha utilizado para su crianza, es decir, si es de bellota, de cebo, etc. Por último, la designación por raza, es decir, en qué porcentaje exacto es esa pieza ibérica.

En el caso de comprar el jamón ya cortado no aparecerá el precinto, pero en la etiqueta sí tiene que hacer referencia a esta información.

Debes atender a todas estas normas para que tu producto cumpla con la normativa vigente. Solo así ayudarás a que la seguridad alimentaria sea plena. En Unika te estamos esperando, ¿te animas?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *