El análisis organoléptico de los alimentos

El análisis organoléptico de los alimentos se está convirtiendo en algo fundamental a la hora de producir y comercializar nuevos productos. Por ello desde Unika, como expertos en seguridad alimentaria, queremos que conozcas en qué consiste este proceso. 

Un análisis organoléptico se basa en la descripción de las características físicas de una materia, tal y como se pueden percibir por los sentidos. De este modo, en un análisis alimentario se valorarían cualitativamente las características de los alimentos a través del olfato, gusto, vista, etc. Es así como se proporciona una garantía de calidad, tan importante para la seguridad alimentaria.

El sentido del gusto aquí es fundamental, ya que permite identificar los sabores y texturas de los productos a analizar. Pero además, se complementa con el olfato, pues los olores de los alimentos introducidos por la boca ascienden por la vía retronasal hacia la nariz.

 

Su utilidad para determinar la calidad 

En el caso de que un alimento estuviera alterado, el análisis organoléptico sería fundamental.  Si las propiedades que caracterizan al alimento estuviesen adulteradas, no se podría ofrecer la calidad requerida a los consumidores. Es útil, por tanto, en cuanto permite mejorar la calidad y cambiar ciertos aspectos de los productos.

Es por esto que siempre se recomienda a las empresas de alimentación que cuenten con una empresa de análisis de laboratorio, para poder garantizar la seguridad alimentaria.  Desde Unika ofrecemos este tipo de servicio, siempre con la intención de garantizar la calidad de nuestros procesos. 

 

La subjetividad de esta prueba

El análisis organoléptico para determinar la alteración de un producto, que pondría en riesgo la seguridad alimentaria, es algo subjetivo. Esto es debido a los patrones culturales, que nos hacen considerar algo como apto o no apto dependiendo de nuestro código cultural. 

De este modo, la aptitud de un alimento dependería de la persona que lo examinase. Por ello, para dotar de rigor a este análisis, se exigen personas experimentadas, con el mismo patrón cultural y sin enfermedades en los sentidos. Además, al aumentar el número de examinadores disminuiría la subjetividad. 

 

Aplicaciones del análisis organoléptico

Y ahora te estarás preguntando, ¿para qué sirve este análisis de laboratorio? Pues bien, en primer lugar y junto con otras pruebas fundamentales, para garantizar la seguridad alimentaria. 

Gracias a un buen análisis, una empresa alimentaria se podría plantear cambiar las materias primas, ingredientes y aditivos de sus productos, en el caso de que éste no fuera óptimo.  Además, se podrían desarrollar nuevos productos y calificar los que ya tienen en el mercado, haciendo una comparativa con otros de la competencia. 

También son útiles para definir las fechas de “consumir preferentemente antes de…” o para elaborar estándares del producto, así como para clasificar los productos de los que una empresa alimentaria dispone.

 

Hoy en día es muy importante poder garantizar la seguridad alimentaria. Es por esto que todos los análisis de laboratorio encaminados a conseguirla tienen tanto peso en la actualidad. El análisis organoléptico es una pieza muy importante de ese puzzle, pero hay otras.

Desde Unika, expertos en seguridad alimentaria, podemos ofrecer ese y otros muchos servicios. Confiamos en la fase de análisis de laboratorio para garantizar la mejor calidad a los consumidores. ¡Cuenta con nosotros!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *