Abejas y seguridad alimentaria, ¿cómo se relacionan?

Cuando hablamos de las abejas se nos viene  a la mente miel, cera, panales, jalea real y también una dolorosa picadura. Pero no somos conscientes de la trascendencia que tienen en nuestra vida y cómo la seguridad alimentaria depende de estos insectos. En Unika somos expertos en seguridad alimentaria y te contamos esta curiosa relación. Pásate por la última entrada de nuestro blog.

 

Las abejas, son pequeños trabajadores que no descansan en todo el año, son una de las especies más trabajadoras del reino animal. Aseguran la polinización, es decir, gracias a ellas las plantas, tanto silvestres como cultivadas, se reproducen y así permiten la producción de alimentos para los humanos y para la fauna en general.

Estas trabajadoras incansables visitan flores de una sola especie durante cierto tiempo antes de trasladarse a otras, lo que resulta beneficioso para aquellas plantas que requieren polen de la misma naturaleza para fecundarse. La polinización no sólo ayuda a las plantas a reproducirse, sino que también permite que haya más variedad y mejor calidad de los alimentos.

Los expertos aseguran que si las abejas desaparecen, sería el principio del fin de la especie humana. Existen más agentes polinizadores, pero las abejas acostumbran a visitar más variedades de plantas, por lo que su extinción supondría también la de muchas especies vegetales que suponen la base de la pirámide nutricional de muchos animales.

 

Problema actual

La cantidad de abejas y de otros polinizadores se está reduciendo drásticamente en muchas partes del planeta. Esto está causado en gran medida, por las prácticas agrícolas intensivas, el uso excesivo de productos químicos agrícolas y el aumento de las temperaturas como consecuencia del cambio climático.

Los químicos plaguicidas no actúan sobre las abejas de forma inmediata, el proceso es lento. Se convierten en portadoras del veneno y lo transfieren a toda la colmena. Les afecta en la forma que produce un Alzheimer colectivo. Las que salen en busca de alimento no encuentran el camino de vuelta a la colmena, y si lo hacen, no pueden transmitir la información sobre dónde está el alimento.

El pasado 20 de mayo en Roma, fue el Día Mundial de la Abeja. En este día se reunieron una serie de países para establecer medidas que protejan a estos insectos tan importantes para el planeta y para la biodiversidad del mismo.

Los particulares podemos contribuir a la protección de las abejas plantando flores en nuestras casas, para que estas pequeñas trabajadoras puedan alimentarse y polinicen nuestro entorno.

¿Estabas al tanto de la importancia que tienen las abejas en nuestro planeta? Ahora es el deber de todos hacer todo lo que esté en nuestra mano para ayudarlas. Nosotros, como expertos en seguridad alimentaria, estamos en el bando de las abejas.
Para cualquier consulta, ¡contacta con nosotros!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *