chuleta seguridad alimentaria

6 consejos para consumir y conservar carne de forma segura

Con la carne, como con todos los alimentos, hay un serie de normas alimentarias que hay que cumplir para no caer en errores a la hora de cocinar estos productos. Para aclarar todas las dudas posibles, desde Unika como expertos en seguridad alimentaria, te contamos cuáles son los principales fallos que cometemos a la hora de cocinar estos alimentos tan básicos en nuestra dieta.

 

-La tabla de cortar:

Normalmente cuando estamos preparando carne para comer la solemos acompañar con verduras. Y utilizamos la misma tabla para todo. Este es un error importante, ya que la carne cruda deja bacterias en todo lo que toca, tanto en la tabla como en los utensilios y en las manos.

 

Como expertos en seguridad alimenaria recomendamos utilizar tablas diferentes para cada tipo de alimento. En el caso de que sólo dispongas de una, lo mejor es cortar las verduras primero, lavar la tabla y luego, trocear la carne o el pescado. Para limpiarla adecuadamente lo mejor es utilizar agua caliente y jabón.

 

-A la hora de descongelar:

 

Es importante saber que el crecimiento bacteriano se produce entre los 5 y los 60º grados Celsius. Dentro de este rango, suele estar la temperatura ambiente. Por lo tanto, es arriesgado descongelar la carne de esta forma.

La manera más segura es hacerlo en un baño de agua fría o en el frigorífico. Con la segunda opción te llevarás un poco más de tiempo así que si quieres consumirla rápido opta por la segunda forma.

 

-Cortar demasiado pronto:

 

La carne necesita un tiempo de reposos después del cocinado para que los jugos que migran hacia el centro se puedan distribuir de manera uniforme por toda la pieza. Por este motivo, es importante dejarla reposar. En el caso de que sea una pieza grande, sobre unos 20-30 minutos. Utiliza un envoltorio de papel de aluminio para que no se enfríe.

 

-En el frigorífico:

 

Es importante tener en cuenta que la carne puede gotear y así manchar otros alimentos, por lo tanto hay que colocarla en la parte inferior de la nevera.

La carne picada, sin importar de que animal venga, no puede pasar más de 24-48 horas en el frigorífico. Sin embargo la carne fileteada puede estar unos 3-4 días sin ponerse en mal estado. La mejor solución si no vas a cocinar la pieza es congelarla.

 

-Congelación:

 

El proceso de congelación de la carne debe de hacerse lo más rápido posible para evitar la formación de cristales de hielo. Un error típico es guardar el paquete entero en el congelador. Lo recomendable es cortar la carne en trozos uniformes y envolverlos en film transparente separando las raciones.

 

-Tablas de madera:

 

Algunos expertos de la cocina advierten que el uso de la tabla de madera puede ser peligroso. Esto es debido a que las bacterias de los alimentos se pueden quedar atrapadas en las ranuras de la misma.

Sin embargo, otros afirman que las superficies no porosas como la madera sirven bien para la carne cruda siempre que no esté agrietada y se limpie y desinfecte adecuadamente.

¡Esperamos que estos 6 consejos te hayan servido para mejorar la seguridad alimentaria en tu cocina y para mejorar como cociner@! Ante cualquier consulta de seguridad alimentaria o si necesitas algún servicio de profesionales del sector, en Unika te atenderemos encantados.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *